Espectáculos

Exposición redescubre las obras de Germaine Derbecq

“Frenéticamente decidida a ir hacia delante”, una exposición que reúne pinturas que no se exhiben desde hace 30 años de la artista, crítica y curadora francesa Germaine Derbecq (1899-1973), agitadora cultural que promovió a las vanguardias artísticas de la Argentina de los años 50 a 70, abrió sus puertas en la galería Calvaresi.

La muestra propone redescubrir a una artista que postergó su propia obra para difundir la de su marido, el escultor Pablo Curatella Manes, e impulsar la vanguardia artística argentina de los 50, en donde comenzaban a asomar Marta Minujín, Alberto Greco o Jorge de la Vega, a quienes ella apostó a través de exposiciones en la emblemática galería Lirolay, de donde fue su primera directora.

“Desde que llegó a la Argentina, en 1951, mi madre se dedicó fundamentalmente a promover el arte argentino y hacer crítica de arte, sobre todo de la movida argentina de la que ella estaba maravillada. Tanto es así que creó ArtInf, un diario dedicado exclusivamente al arte, algo que no existía aquí. Creía que la argentina tenia un gran semillero, así que ha dedicado su vida más a los artistas argentinos que a su propia obra”, dijo su hijo Jorge Curatella durante una recorrida por la muestra.

El primer piso de la galería se conforma por obras pequeñas, delicadas y de gran potencia, de los años 20 y 30, que la artista pintó en París, como “Las manzanas”, “Bacanal”, “El guante”, “El escritor” o “La familia en el jardín”, además de una pequeña escultura de Curatella Manes titulada “La mujer del tapado grueso” que completa el conjunto y que marca un contrapunto con las grandes esculturas de Curatella que la galería exhibe en su planta baja, de manera permanente y que dan la bienvenida al visitante.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario