Economía

Falta de definiciones políticas afectaron al S&P Merval (cayó 1,1%)

El índice venía de anotar cuatro subas consecutivas, en las que acumuló un alza de 15%. Bonos cerraron dispares y riesgo-país subió (poco) a 2.282 pb.

A contramano de los principales mercados internacionales, el S&P Merval cayó ayer 1,1%, a 36.870 puntos, cortando así con una racha de cuatro subas consecutivas, en las cuales acumuló un avance de casi 15%. Fue a pesar de que Wall Street volvió a marcar nuevos máximos, ante la buena perspectiva acerca del acuerdo comercial entre China y Estados Unidos. Las bajas más marcadas fueron las de Grupo Financiero Valores (-13,4%), Ternium (-4,5%) y Aluar (-3,7%). Entre las subas, en cambio, se destacaron Supervielle (+5,6%), Transportadora de Gas del Sur (+1,9%) y Comercial del Plata (1,6%). Desentonó el volumen operado en papeles privados, que no alcanzó los $1.000 millones ($993,8 millones).

Para algunos operadores, el mercado tomó ganancias porque no le gustaron las declaraciones del presidente electo, Alberto Fernández, en las que insinuó la continuidad de las restricciones cambiarias: “El 10 de diciembre no es un fecha mágica (...) cambia el Gobierno, no la realidad económica”. “A nuestro juicio fueron mal interpretadas. Se da por seguro que seguirá el cepo en el mercado cambiario. Pero lo más probable es que exista un doble mercado, comercial y financiero, y este último sea absolutamente libre”, indicaron desde una mesa de dinero.

En este marco, el riesgo-país argentino subió ayer 0,53%, a 2.282 puntos básicos. Los bonos en dólares, por su parte, volvieron a operar dispares. Por un lado, los emitidos bajo ley extranjera estuvieron ofrecidos durante toda la jornada dejando bajas de entre 0,5% y 2% para toda la curva, mientras que los bonos ley local registraron subas de entre 2% y 3% en promedio.

Por su parte, el dólar retrocedió ayer seis centavos, a $63,26, sostenido por compras de bancos oficiales. Fue en línea con el mayorista, que bajó cinco centavos, a $59,62, en momentos en que las restricciones cambiarias impactan en la demanda de divisas, generando un escenario que deja sólo a la banca oficial como principal demandante. Fue la víspera de un feriado bancario debido a la celebración del día del trabajador del sector, por lo que la plaza bursátil no tendrá anotaciones del contado inmediato.

“La segunda baja consecutiva del dólar mayorista en la semana que comenzó el lunes confirma la presunción de escasas chances de avances significativos de los precios sin que medie una fuerte intervención oficial”, destacaron desde PR Corredores de Cambio. Agregaron que “la vigencia del acentuado control cambiario impide el desarrollo de una demanda que equilibre la cotización y fuerza la presencia de los bancos públicos para sostener la cotización, que con el nivel alcanzado se aleja de los máximos de la semana anterior”.

El dólar blue bajó $1, a $64,50, de modo que la brecha con el oficial cedió al 2%. El dólar “contado con liqui” cedió 24 centavos y cerró a $78,79, por lo que la brecha con la cotización mayorista se ubicó en el 32,1%. En tanto, el dólar MEP o Bolsa subió $1,09, a $74,04, lo que implica un spread del 27% con la cotización de la divisa en el MULC.

El Banco Central convalidó una baja en la tasa de política monetaria al 64,942%. El total adjudicado fue de $195.705 millones sobre vencimientos por $153.276 millones. Se generó una contracción de liquidez de $42.428 millones. En tanto, las reservas internacionales anotaron la tercera suba diaria consecutiva, al aumentar u$s59 millones a u$s43.380 millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario