Edición Impresa

Fed cautelosa ante señales muy cruzadas

Washington - El aumento de los riesgos y la debilidad mostrada por recientes datos económicos no deberían impedir un crecimiento sólido de la economía estadounidense este año, pero la Fed seguirá “paciente” a la hora de decidir nuevas alzas de tasas de interés, dijo su presidente Jerome Powell. En un testimonio preparado conocido antes de su audiencia de ayer ante la Comisión de Bancos del Senado, Powell reafirmó el cambio de política efectuado por el banco central de EE.UU. en enero, citando “señales conflictivas y a contracorriente” que debilitaron la opción de nuevas subidas de tasas e hicieron más incierto un panorama positivo. “Consideramos las actuales condiciones económicas como saludables y el panorama económico como favorable”, dijo Powell en la declaración preparada, proyectando que la economía estadounidense en 2019 “se expandirá a un ritmo sólido, aunque algo más lento que en 2018, y el mercado laboral seguirá fuerte”.

La Fed ahora estima que el PBI se habría expandido levemente menos que el 3% en 2018. EE.UU. divulgará mañana su reporte del PBI del cuarto trimestre, que fue retrasado debido a la reciente paralización de las operaciones del Gobierno federal. “Algunos datos se han debilitado pero aún apuntan a ganancias en el gasto este trimestre”, afirmó Powell, resaltando el conjunto de información a veces contradictorio con el que lidió la Fed a finales de año. Eso incluyó una liquidación de los mercados mundiales, temores sobre una ampliación de la guerra comercial entre Estados Unidos y China, una desaceleración del crecimiento entre los principales socios comerciales estadounidenses y temores de que la propia Fed subiera las tasas de interés de manera más agresiva de lo que las condiciones justificaban.

Los últimos datos de ventas minoristas decepcionaron y algunas autoridades de la Fed temen que la inflación pudiera descender, aunque Powell afirmó que el banco central aún siente que el ritmo de incremento de precios se mantendrá cerca de su objetivo del 2% tras incluir la influencia temporal de los menores valores del petróleo. La reciente paralización del Gobierno que duró 35 días aumentó las preocupaciones sobre el crecimiento de la mayor economía mundial, pero Powell dijo que se espera que haya tenido un impacto “muy modesto” en la actividad en general que “en gran medida se va a deshacer” en las próximas semanas cuando los trabajadores, por ejemplo, reciban pagos atrasados por el tiempo perdido.

Agencia Reuters

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora