Edición Impresa

Feedloteros, complicados por la falta de financiación

Desde mediados de enero el negocio del engorde a corral se ha ido reacomodando de la mano del incremento de los valores de la hacienda lo que permitió a las empresas recuperar parte de lo perdido desde mayo de 2018 pero aún así las perspectivas para este año son por lo menos complejas.

Al respecto, un informe elaborado por la Cámara Argentina de Feedlot detalla: “Desafortunadamente iniciamos otro año sin haber podido lograr las tan ansiadas bajas en los impuestos tanto nacionales como provinciales como así en las tasas municipales.

Pronosticamos un primer ciclo de 2019 con una abundancia importante de terneros, maíz y subproductos pero con las empresas en un escenario de iliquidez como consecuencia de lo transcurrido en el 2018 sumado a la imposibilidad de el acceso al crédito mientras nos mantengamos con tasas activas que superan el 60%”.

Según explican desde la entidad que nuclea a los productores engordadores de hacienda, hasta inicios de febrero los corrales mostraban la ocupación más baja de los últimos 4 años con un 51% de ocupación y un Índice de Reposición de solo 0,83 acumulando siete meses de reposiciones por debajo de los egresos de animales.

“Claramente el consumo continúa siendo la variable determinante a la hora de fijar los precios ya que el crecimiento exponencial mostrado por la exportación obedece y se justifica por el envío de vacas a China y no en el novillo de exportación que mostró un crecimiento pero solo del 7%.

Ese es el desafío hacia adelante, crecer en la participación del novillo de calidad en las exportaciones logrando un excedente de cortes para el consumo a buenos precios”, explica el último informe elaborado por la Cámara Argentina de Feedlot.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario