Mundo

Felipe VI se reunió con víctimas de atentados

Como primer acto oficial, los nuevos reyes de España, Felipe VI y Letizia, consagraron a las "víctimas de la violencia terrorista", por la organización independentista vasca ETA. En el evento, se reunieron con los representantes de una veintena de asociaciones de víctimas en el madrileño Palacio de Zurbano, ante decenas de periodistas.

Acompañados por Jorge Fernández Díaz, ministro del Interior, guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas, en los jardines del palacio, antes de una audiencia puerta cerrada. El encuentro duró "más de una hora", precisó el ministerio en un comunicado.

Fue "un acto muy cercano, muy emotivo", explicó después a la prensa Mari Mar Blanco, presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo y hermana del joven concejal vasco Miguel Angel Blanco, asesinado por ETA en 1997. A esto, Irene Villa, víctima de una atentado de ETA en 1991 que le costó las dos piernas cuando tenía 12 años, agregó que los monarcas afirmaron que "admiran nuestra fortaleza moral y el hecho de que sigamos adelante, de que no queramos ni venganza ni revanchas".

Representantes de las víctimas de ETA, del desaparecido grupo de extrema izquierda GRAPO y de los atentados islamistas de 2004 agradecieron la mención que Felipe VI les dedicó, el jueves en el Congreso, al asumir la Corona tras la abdicación de su padre Juan Carlos I.

"Hoy es un día en el que, si tuviéramos que mirar hacia el pasado, me gustaría que lo hiciéramos sin nostalgia, pero con un gran respeto hacia nuestra historia; con espíritu de superación de lo que nos ha separado o dividido; para así recordar y celebrar todo lo que nos une y nos da fuerza y solidez hacia el futuro", había afirmado el nuevo rey.

"En esa mirada deben estar siempre presentes, con un inmenso respeto también, todos aquellos que, víctimas de la violencia terrorista, perdieron su vida o sufrieron por defender nuestra libertad", declaró ante diputados y senadores.

Clasificada como organización terrorista por Estados Unidos y la Unión Europea, ETA, que el 20 de octubre de 2011 anunció "el cese definitivo de su actividad armada" pero sin disolverse, es considerada responsable de 829 muertes en 40 años de atentados por la independencia del País Vasco.

Un total de 191 personas murieron y cerca de 1.900 resultaron heridas el 11 de marzo de 2004 en Madrid, cuando cuatro trenes abarrotados fueron pulverizados en hora punta por diez bombas colocadas por un grupo islamista vinculado a Al Qaeda.

"Queremos que Felipe VI sea también el embajador de la memoria a las víctimas" fuera de España, había afirmado el viernes la presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo, para "que se entienda bien en el extranjero quién es ETA y quiénes son los inocentes".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Te puede interesar

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora