¿Fin de una era?: Maduro privatizará hasta el 10% de empresas estatales

Edición Impresa

Caracas - El anuncio del presidente Nicolás Maduro de ofertar a partir del lunes 16 en las Bolsas de valores de Venezuela hasta el 10% de las acciones de algunas de las principales empresas públicas, desató hoy polémicas de todo tipo en el país.

Algunos economistas afirmaron que se trata de un viraje a la política económica del socialismo del siglo XXI impulsada por el presidente Hugo Chávez, mientras que otros consideraron que es el aprovechamiento de recursos para apuntalar el aparato productivo de la nación.

“Vamos a sacar entre 5% al 10% de las acciones de varias empresas públicas para la inversión nacional fundamentalmente o internacional, y usted se podrá convertir en un inversionista de Cantv, de Movilnet, de la petroquímica de todas las empresas mixtas del petróleo, de las empresas de gas”, anunció en la víspera.

Para el economista Carlos Ñáñez, el anuncio demuestra “el fracaso del Estado chavista en este proceso de expropiación en el que no tenían ni la capacidad gerencial ni las cualificaciones de conocimiento para poner en actividad estas empresas”.

“La política de expropiación del régimen de Chávez demostró una limitación fundamental y el régimen de Maduro no es más que la concentración de errores del régimen de Chávez en términos del manejo de la propiedad privada”, aseveró.

Algunas de las compañías, como las telefónicas, que según Maduro abrirían su capital a inversionistas, fueron nacionalizadas hace unos 15 años, en el marco de las expropiaciones que adelantó Chávez. “Ahora vemos como devuelven lo que no pudieron activar ni poner a producir, y esta privatización consolida la mutación del modelo chavista hacia uno de corte capitalista corporativo, en donde sus socios ideológicos o las personas cercanas a su ideología reciben ciertas prebendas”, afirmó. Ñáñez sostuvo que “eso no logra revertir el irrespeto del chavismo a la propiedad privada, sino que demuestra el colapso del Estado chavista para emprender actividades distintas a las propias del sector público”.

“El éxito de esta propuesta está condicionado a la confianza en las cuales se den esas negociaciones y a la seriedad del equipo económico del presidente, que garantice respeto a la inversión y a la propiedad privada”, apuntó. Por su parte, Óscar Figuera del Partido Comunista, rechazó la propuesta “neoliberal” del mandatario.

“Fórmula económica “muy novedosa” de Maduro para “salvar” al pueblo: quebrar y desmantelar empresas públicas para luego rematar acciones en la Bolsa de Valores. Vuelve la agenda neoliberal para Venezuela”, fustigó.

Pero del lado del chavismo, el diputado y economista Jesús Faría, defendió el anuncio y aclaró que “las políticas económicas no han fracasado”. “Tenemos que ir ajustando la política a los momentos. Las políticas económicas no han fracasado”, resaltó.

Además, destacó que “se busca captar recursos del sector privado a través del mercado de valores”ante la crisis del país causada por el bloqueo impuesto por Estados Unidos. Faría dijo que aún no se ha definido quienes participarán en la compra de acciones. “Debería estar abierta tanto al sector privado como a los inversionistas extranjeros, porque queremos ampliar la capacidad de ingresos”, enfatizó.

Asimismo, Reinaldo Quintero, presidente de la Cámara Petrolera, celebró el anuncio de Maduro que “democratiza las oportunidades económicas”.

“Es una desconcentración de activos y una democratización de las oportunidades económicas que hay que bajar hacia la población”, comentó.

Maduro comenzó desde el año pasado a revertir el modelo económico de Chávez, al ceder unas 13 empresas de alimentos estatales, y en el 2019 flexibilizó los controles a la economía.

Sin embargo, Venezuela que salió en el 2021 de la hiperinflación que tuvo en los últimos 4 años, sigue en una crisis económica, en medio de una dolarización de facto y colapso en los servicios públicos.

Agencia ANSA

Dejá tu comentario