Deportes

Final anunciado: Coudet dejó de ser el entrenador de Rosario Central

Eduardo Coudet confirmó esta madrugad su renuncia como entrenador de Rosario Central, tras perder la Copa Argentina a manos de River por 4-3 en Córdoba, lo que puso fin a un ciclo fructífero al que solo le faltó un título.

"Ya hablé con los dirigentes y los jugadores, decidí dar una paso al costado. Estoy dolido por no poderle dar un título a la gente de Central. Es una frustración porque llegamos en buena forma al partido, lo pudimos liquidar y no pudimos", explicó el técnico en rueda de prensa desde el estadio "Mario Alberto Kempes".

"Estoy agradecido a Central, a todos los jugadores, dirigentes y a su gente por todo este tiempo que vivimos", agregó "Chacho", a modo de despedida.

Sobre el desarrollo del encuentro, Coudet opinó que era "difícil" explicarlo porque si bien hicieron "un gran partido ante un gran rival", River supo dárselo vuelta sobre el final.

"Cuando estábamos mejor para el 4-2, en dos jugadas nos dan vuelta 4-3", comentó el DT, dolido, que prefirió evitar las polémicas por el arbitraje de Patricio Loustau, quien sancionó dos penales en el primer tiempo en contra de su equipo.

"No le quiero echar la culpa a nadie, seguimos diciendo que nos gustaría estar en igualdad de condiciones. Si fue penal el de (Lucas) Alario, el de Teo (Gutiérrez) también fue", se quejó.

Es cierto que hubiera querido que el cierre fuese con el título de la Copa Argentina, pero su gestión le dejó a Central mucho más que un campeonato.

Fueron dos años de una relación intensa, porque "Chacho" es un técnico que se involucra emocionalmente a fondo con los jugadores, y así logró que lo siguieran y respondan siempre.

El público "Canalla" lo tiene en el altar y eso nada lo modificará, ni siquiera las dos finales perdidas en forma consecutiva en la Copa Argentina (en la de 2014 no era el DT).

Coudet no solo se ganó ese amor con sentido de pertenencia, sino con un equipo competitivo, que peleó un campeonato local, la Copa Argentina y estuvo a un minuto de meterse en las semifinales de la Libertadores de este año.

Recién en este semestre hubo un bajón pronunciado, donde el equipo quedó navegando en la posición 26 del torneo local, con solo dos triunfos en trece partidos y sin poder asimilar las salidas importantes de Alejandro Donatti, Marcelo Larrondo y Franco Cervi.

Al equipo le resultó difícil reconfigurarse, más allá que la dirigencia cumplió con el pedido de nueve refuerzos de Coudet, incluso la bamboleante estrella de Teo Gutiérrez.

Pero, paralelamente, Central fue avanzando en la Copa que el año pasado se le negó en la inolvidable final ante Boca, en el mismo lugar "Mario Alberto Kempes".

Coudet había evitado referirse a su situación en la previa: "Esta final es de los jugadores, ellos son lo importante", lanzó.

Ahora vendrá un nuevo de descanso, análisis y vuelta a empezar, con el rumor de una oferta de Peñarol de Montevideo dando vueltas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario