Finanzas

El dólar se mantuvo "congelado" en la semana y cerró debajo de los $63 por sexta jornada

El billete verde bajó un centavo a $62,90 en bancos y agencias de la city porteña, de acuerdo al promedio de Ámbito. El mayorista, en tanto, cayó tres centavos a $59,77 ya que el combo del cepo hard y las liquidaciones desde los exportadores está permitiendo al BCRA regular el ritmo de la plaza a través de la compra de divisas.

Con el mercado virtualmente paralizado por el cepo cambiario hard y los bancos oficiales como únicos compradores, el dólar bajó apenas un centavo este viernes y cerró a $62,90 en bancos y agencias de la city porteña, según el promedio de Ámbito.

En consecuencia, el billete minorista acumuló en la corta semana (el lunes fue feriado) una merma de solo tres centavos, para mantenerse debajo de los $63 por sexta jornada consecutiva.

En el Banco Nación, por su parte, el dólar terminó sin cambios a $62,50, mientras que en el canal electrónico se consiguió a $65,45.

Se repitió la tónica de "congelamiento" del dólar mayorista, que experimentó la primera baja de la semana y cayó apenas tres centavos a $59,77 ya que el combo del cepo hard y las liquidaciones desde los exportadores está permitiendo al BCRA regular el ritmo de la plaza a través de la compra de divisas.

"Fue un día de mucho ofrecimiento de los exportadores, que estuvieron negociando más que los días anteriores, ya sea por vencimiento de sus ingresos o necesidad de pesos para cancelaciones de descubiertos, por ser un fin de semana", comentó el operador Fernando Izzo.

Por ello, los bancos oficiales compraron unos u$s150 millones, para luego ser vendidos al BCRA, que sigue sumando reservas, indicaron fuentes del mercado.

La dinámica reciente de las "brechas" sigue siendo tranquila, ya que fiebre por la dolarización "preelectoral" está llevando a muchos inversores y ahorristas a desprenderse de sus tenencias para atender compromisos en pesos, en momentos en que los préstamos bancarios mantienen elevadas tasas.

Es por ello que frente a esta coyuntura algunos analistas comienzan a monitorear con cautela la respuesta de la demanda de dinero a raíz de la mayor emisión monetaria en marcha - por diversos factores -, ante sus eventuales implicancias en el tiempo.

El volumen negociado en cambios subió fuerte este viernes: alcanzó los u$s386 millones, lo que representa un 78% más respecto al jueves

En la semana que acaba de concluir, el dólar mayorista acumuló una suba de diez centavos respecto de los valores registrados en el cierre del viernes pasado, la segunda suba semanal consecutiva.

"La recuperación de la divisa norteamericana está asociada más a la estrategia de regulación oficial que al resultado del libre juego de la oferta y la demanda privada, un efecto derivado del estricto control de cambios implementado a fines de octubre pasado", señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio.

La evolución de los precios del tipo de cambio mayorista se mantiene vinculada estrechamente con el direccionamiento dispuesto por la autoridad monetaria en un proceso que "en principio se mantendrá con condiciones estrictas hasta la primera quincena del mes de diciembre próximo", agregó Quintana

Dólar blue, "CCL" y MEP

Tras un largo letargo, el dólar blue finalmente se despertó este viernes y trepó 2,6% para superar los $68 y anotar su mayor valor en lo que va del mes, según el relevamiento de Ámbito en cuevas del microcentro porteño.

El billete paralelo se disparó $1,75 y cerró a $68,50, por lo que el spread con el dólar oficial minorista pasó del 6,1% al 8,9%. Durante la semana, el blue acumuló la misma suba que anotó este viernes.

"En una economía con cepo cambiario lo más lógico era que el dólar blue se distancie del valor del dólar comercial. La brecha actual era muy pequeña", comentó el analista Salvador Di Stéfano.

En el mercado bursátil, el dólar "contado con liqui" cerró estable a $75,02, por lo que la brecha con la cotización mayorista se ubicó en el 25,5%.

En tanto, el dólar MEP o Bolsa cedió 90 centavos a $70,57, lo que implicó un spread del 18,1% frente al precio de la divisa que opera en el MULC.

Tasa de Leliq

La tasa de Letras de Liquidez (Leliq) del Banco Central finalizó la semana sin modificaciones a 63,003%. El total adjudicado fue de $136.244 millones sobre vencimientos por $136.206 millones y a partir de esta operatoria se generó una contracción de liquidez de $38 millones.

En la primera licitación del día, el BCRA convalidó Letras de Liquidez a siete días de plazo a una tasa promedio de corte que se ubicó en 63,004%, para un monto adjudicado de $91.584 millones.

En la segunda subasta, el total adjudicado a siete días de plazo fue de $44.659 millones a una tasa promedio de corte de 63,002%, siendo la tasa máxima adjudicada de 63,001% y la mínima 63,00%.

En la semana, la autoridad monetaria dejó sin renovar más de 24.000 millones de pesos.

Futuros y reservas

En el mercado de futuros ROFEX, se operaron u$s303 millones y el comportamiento de los plazos fue mixto, bajando los más cortos mientras que algunos más largos terminaron con subas.

Los plazos más cercanos concentraron casi 40% de los negocios. Los meses de noviembre y diciembre, terminaron operándose a $ 60,22 y $ 65,70; con una tasa de 39,26 % y 92,85 % respectivamente.

Por otro lado, las reservas internacionales del Banco Central subieron este viernes u$s46 millones y finalizaron en u$s43.582 millones.

Dólar en la región y en mundo

La mayoría de las monedas de América Latina se valorizaban este viernes, respirando nuevos aires de optimismo sobre las tensas relaciones comerciales entre las dos mayores economías del mundo. El aliento retornó a los mercados después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que un acuerdo con China está "potencialmente muy cerca". No obstante, los comentarios del presidente de China, Xi Jinping, de que si bien China quiere alcanzar un acuerdo comercial preliminar con su contraparte, su país tampoco teme tomar represalias cuando sea necesario, ponían un toque de moderación al ambiente.

La moneda de Brasil, el real, subía un 0,35%; el peso mexicano se apreciaba un 0,12%; la moneda chilena, en tanto, operaba con un alza de 0,25%; en Colombia, el peso se fortalecía un 0,48%, su mejor nivel en dos semanas, adhiriéndose a la tendencia regional y e ignorando cualquier contagio por el segundo día de protestas en el país; y la moneda peruana operaba estable a 3,373/3,375 unidades en las primeras operaciones.

En el mundo, el dólar dejó atrás la debilidad que registró a inicios de sesión para cerrar con un avance frente a una canasta de monedas, después de que datos mostraron que la actividad de los sectores de servicios y manufacturas de Estados Unidos se aceleró en noviembre.

La producción fabril de Estados Unidos se aceleró en noviembre a su tasa más rápida en siete meses y la actividad de los servicios repuntó más de lo esperado, mostró un sondeo de IHS Markit, en señales de fortaleza de la mayor economía del mundo pese al conflicto comercial con China y otras adversidades.

El índice dólar, que mide el billete verde frente a seis monedas importantes, subió un 0,24% a 98,23. En la semana ganó un 0,24%.

El dólar también fue apoyado por un sondeo que mostró que el crecimiento de las empresas de la zona euro casi se detuvo este mes, ya que la actividad en el dominante sector servicios del bloque aumentó a un ritmo mucho más débil de lo esperado y entre las firmas manufactureras se contrajo nuevamente.

El euro cayó un 0,28% frente al dólar. Informaciones dispares sobre el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China esta semana impidieron que los inversores tomaran posiciones importantes antes del feriado por el día de Acción de Gracias de la próxima semana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario