El oro subió 0,7% por estímulos que frenaron demanda de efectivo (pero cayó 3% semanal)

Finanzas

Los millonarios paquetes de los bancos centrales devolvieron la confianza en el principal metal precioso. De esta manera, el oro busca recuperar pérdidas.

Los precios del oro llegaron a subir más de un 3,1% este viernes, porque los inversores frenaron su búsqueda de efectivo, luego de las medidas tomadas por bancos centrales para reducir el impacto del coronavirus.

En el cierre de la jornada, el precio al contado subió un 0,7% a u$s1.480,53 dólares la onza, pero así y todo perdió un 3% en la semana. Los futuros en Estados Unidos avanzaron un 0,4% a u$s1.484,6.

En un contexto de políticas contracíclicas agresivas por parte de todos los Estados, el Banco de Inglaterra prometió 200.000 millones de libras esterlinas (u$s235.700 millones) en compras de bonos y rebajó sus tasas de interés clave por segunda vez en poco más de una semana, tras las medidas de estímulo implementadas por el Banco Central Europeo y pares de todo el mundo.

"Finalmente el oro comienza a estabilizarse. El estímulo monetario en el mercado está provocando un pequeño rebote no solo del oro sino también de las acciones", dijo Edward Moya, analista senior de mercado del corredor OANDA.

"A medida que superemos este día de riesgo, probablemente comenzaremos a ver que el oro tiene mejores perspectivas, ya que la lucha por el efectivo se ha agotado y muchos más inversores siguen confiando en que mantendrá su calidad de refugio", añadió.

El oro ha perdido más de u$s200 desde que la semana pasada superó los u$s1.700 por onza, principalmente porque los inversores buscaron “cash” para cubrir posiciones.

Paralelamente, el platino subió un 4% a u$s610,03, luego de que llegó a subir hasta un 8,5% más temprano, mientras el paladio cerró con pocos cambios en u$s1.652,84 la onza y la plata ganó un 2,2% a u$s12,37 dólares, aunque culminó con su segunda caída semanal consecutiva.

Metales básicos

Por otra parte, el cobre sufrió su mayor pérdida semanal desde septiembre de 2011, producto de la preocupación respecto a la caída en la demanda de metales que provocará el coronavirus.

El cobre de referencia en la Bolsa de Metales de Londres (LME) bajó un 0,5% a u$s4.810 por tonelada, tras negociarse en alza durante la mayor parte de la sesión luego de que bancos centrales profundizaron sus medidas de estímulo.

De esta manera, el metal usado en instalaciones eléctricas y la construcción, perdió un 11% en la semana, la mayor caída desde septiembre de 2011.

El mayor consumidor mundial de metales, China, dejó por sorpresa sin cambios sus tasas, pero se dispone a inyectar billones de yuanes para revivir una economía que puede sufrir su primera contracción en décadas.

Anglo American dijo el viernes que reprogramará las operaciones de sus minas en países como Chile para contener la propagación del coronavirus, pero agregó que no ha habido alteraciones importantes en su producción.

Entre otros metales básicos, el aluminio bajó un 2,9% a u$s1.603 la tonelada, el zinc cerró estable en u$s1.848 y el plomo avanzó un 2,1% a u$s1.659.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario