Finanzas

El S&P Merval no encuentra piso: se derrumbó otro 4,1% y ya acumula 7 bajas en 8 jornadas

El índice líder S&P Merval descendió 4,1% a 31.019,69 unidades luego de un arranque en alza. En un panel prácticamente teñido todo de rojo, las bajas fueron lideradas por las acciones de BYMA (-8,8%); Transportadora de Gas del Norte (-8,2%); y Edenor (-7,7%).

La falta de señales concretas sobre las políticas del nuevo Gobierno encabezado por Alberto Fernández -quien asumirá el 10 de diciembre- golpean de lleno y cada vez con mayor vehemencia a la bolsa porteña, que sigue a la deriva y sin hacer pie, en medio de una coyuntura recesiva, inflacionaria, marcada además con por un estricto control de cambios.

Así fue como la creciente ansiedad entre los inversores volvió a castigar al índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA), que se hundió otro 4,1% para terminar en las 31.019,69 unidades, el menor nivel en casi un mes.

En consecuencia, el panel líder acumuló siete bajas en las últimas ocho jornadas, y amplió hasta el 13,5% sus pérdidas en cinco ruedas consecutivas, mientras que en lo que va de noviembre el retroceso bursátil llega al 11,4% (tras subir 18,4% en septiembre y 20,4% en octubre).

En un panel prácticamente teñido todo de rojo, las mermas fueron lideradas por las acciones de BYMA (-8,8%); Transportadora de Gas del Norte (-8,2%); y Edenor (-7,7%). Sólo la petrolera YPF logró evitar las pérdidas: sus papeles ganaron un 1,6%, luego de que los combustibles aumentaran 5% este jueves tras el fin del congelamiento de precios decretado por el presidente Macri.

El balance general de empresas arrojó 29 alzas y 102 bajas, en tanto que cuatro papeles cerraron sin cambios. El volumen negociado en acciones alcanzó apenas los $475 millones de pesos (u$s7,5 millones).

Hubo una alta concentración de negocios, ya que entre Galicia, YPF y Pampa Energía operaron 30% del total transado.

Embed

En sintonía, las acciones argentinas que cotizan en Wall Street mostraron también un desempeño muy negativo: las más castigadas fueron Edenor (-6,6%); Banco Macro (-6,2%); y Transportadora Gas del Sur (-5,3%).

"El mercado continúa preocupado por la falta de avances en el proceso de renegociación de deuda en esta etapa de transición, así como también por la ausencia de definiciones económicas a partir del 10-D", analizó el economista Gustavo Ber. Ocurre que los inversores advierten que los desafíos a encarar son "urgentes y complejos", por lo cual se requerirá de una pronta implementación.

Ni siquiera el "buen" dato de inflación de octubre que se conoció este jueves (arrojó una variación de 3,3% mensual, mejor al 3,9% esperado por el consenso) logró al menos, morigerar el clima negativo reinante.

Al margen de las cuestiones internas con una prolongada crisis financiera, las tensiones regionales evidenciadas en Bolivia y Chile alejan a potenciales capitales interesados en Sudamérica.

"Decididamente existe una total incertidumbre política, no sólo en Argentina, sino en toda la región, que parece no tener fin, y aun con riesgo de extenderse", sostuvo el analista Héctor Tavares.

Riesgo país y bonos argentinos

El riesgo país argentino -elaborado por el banco JP.Morgan- retrocedió 66 unidades (2,6%) a 2.430 puntos básicos, luego de que a comienzo de semana estuviera muy cerca de los casi 2.600 puntos, el récord durante el mandato de Mauricio Macri desde 2015.

En ese marco, los principales bonos argentinos presentaron un escenario mixto, donde la totalidad de los ley argentina mostraron bajas lideradas por el DICAD, que cedió un 1,7%, mientras que los bonos largos con ley de Nueva York (AA46, AE48 y AC17) escalaron hasta 2,8%.

Mercados de la región

La mayoría de monedas de América Latina cerraron con caídas este jueves ante un menor apetito por el riesgo tras débiles datos económicos de China y menores esperanzas de un acuerdo comercial entre Washington y Pekín. El crecimiento de la producción industrial de China se desaceleró significativamente más de lo esperado en octubre, ya que la debilidad de la demanda mundial e interna y la prolongada guerra comercial entre China y Estados Unidos pesaron sobre amplios segmentos de la segunda economía más grande del mundo. Asimismo, las negociaciones comerciales afectaron el punto sobre las compras agrícolas, ya que China no quiere un acuerdo que parezca favorable a Estados Unidos, informó el miércoles The Wall Street Journal.

"Hubo algunas preocupaciones sobre el acuerdo (comercial) 'Fase 1', ya que parece haber algunos puntos conflictivos sobre bienes agrícolas", dijo David Meger, director de comercio de metales en High Ridge Futures.

En Brasil, por caso, el real cerró con una baja de 0,2%; mientras el Bovespa subió un 0,4%. Asimismo, el peso mexicano se depreció un 0,2%, y el referencial índice S&P/BMV IPC de la bolsa de México subió un 0,2%.

Por su parte, el peso chileno cayó un 0,9%, a 804,10 unidades por dólar, a un mínimo de cierre histórico, afectado por las protestas por demandas sociales que sacuden al país por cuarta semana consecutiva. En tanto, el principal índice de la Bolsa de Comercio de Santiago, el IPSA cerró la jornada con un alza de un 2%, a 4.498,52 puntos.

La moneda de Colombia, el peso, se depreció un 0,7% en su cuarta jornada consecutiva a la baja, a 3.454 unidades por dólar, su nivel más débil en el último mes. Por su parte, el índice COLCAP de la bolsa del país cerró con una desvalorización de 0,64% a 1.613,90 puntos.

En Perú, la moneda, tras siete sesiones negativas, redujo pérdidas de inicio de jornada y cerró estable, a 3,387/3,389 unidades, ya que ofertas de dólares de empresas locales que se adelantaron a un periodo de pago de impuestos, contrarrestaron las demandas de la divisa estadounidense. En tanto el referente de la bolsa limeña cayó 0,39%, de la mano de acciones mineras ante temores por el acuerdo comercial entre Estados Unidos y China.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario