Finanzas

El S&P Merval se hundió 3,3% y acumuló un descenso de casi 10% en 4 jornadas

Con un volumen muy limitado, y la presión bajista de acciones energéticas, el índice líder de BYMA cayó a 32.340,70 puntos. Los retrocesos más importantes del día fueron para los papeles de Edenor (-6,4%); Central Puerto (-5,2%); Pampa Energía (-5%); y Transener (-4,6%).

Sin un piso a la vista, la bolsa porteña cosechó este miércoles su cuarta caída en forma consecutiva, al retroceder más de 3%, en medio de la firmeza del riesgo país, que ronda los 2.500 puntos, por la persistente cautela ante crecientes dudas por parte de inversores institucionales sobre las políticas del nuevo Gobierno a asumir el 10 de diciembre.

Con un volumen muy limitado, y la presión bajista de acciones energéticas, el índice S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) cayó un 3,3%, a 32.340,70 puntos, con lo que acumuló una merma del 9,8% en una seguidilla de cuatro sesiones consecutivas.

Operadores afirmaron que la incertidumbre sobre el accionar del electo presidente Alberto Fernández, como una previsible renegociación de deuda, influyen en desmedro de los activos locales, a lo que se suman las tensiones políticas en la región que alejan potenciales inversores.

Frente a esto, la mitad de los activos tuvo descensos mayores al 3%. Los retrocesos más importantes del día fueron para los papeles de Edenor (-6,4%); Central Puerto (-5,2%); Pampa Energía (-5%); y Transener (-4,6%).

Solo una empresa logró culminar la jornada con signo positivo: fue Cablevisión, que trepó un 5,8%. El volumen operado en acciones fue uno de los más bajos de los últimos tiempos: apenas alcanzó los $440,1 millones.

"No levanta la Bolsa. La situación en la región, las múltiples y controvertidas declaraciones del presidente electo y el natural aumento del riesgo país no alienta precisamente la toma de posiciones en activos bursátiles pese a los bajos precios alcanzados", indicó un analista.

Y remató: "Como la caída es general, hay poco espacio para los fundamentos. Solo parecen justificarse cambios en los portafolios para aprovechar mejores alternativas".

Bolsas de la región

En Latinoamérica, las bolsas operaron con tendencia a la baja (después de Argentina, el mercado chileno fue que más sufrió, con un -2,9%) ante la continua incertidumbre política de la región afectada por protestas, mientras se desvanecía el optimismo en torno a un posible acuerdo comercial entre China y Estados Unidos.

El presidente estadounidense, Donald Trump, dijo el martes que Washington y Pekín están cerca de finalizar un acuerdo comercial, pero no aportó fecha ni lugar para la ceremonia de una firma, decepcionando a los inversores.

"Los mercados de América Latina operan a la baja después de que las palabras de Trump no incrementaran el apetito de riesgo de los inversionistas", escribió Alfonso Esparza, analista Senior de Mercado, America Latina at OANDA.

"El enfoque global será ahora en cuestiones geopolíticas con el proceso de impeachment en Washington y la inestabilidad política en varios países latinoamericanos", agregó.

En EEUU, por su parte, sobre el cierre el S&P 500 (+0,1%) volvió a operar en terreno positivo al igual que el Dow Jones (+0,3%), pero no así el Nasdaq (-0,05%).

Riesgo país y bonos argentinos

El riesgo país argentino subió , y se mantenía en niveles similares a los anotados a inicios de septiembre, por una persistente aversión ante crecientes dudas por parte de inversores institucionales.

El referencial del banco JP.Morgan aumentó 3 unidades, a 2.496 puntos básicos, a nivel de su máximo de 2.532 unidades anotadas 10 semanas atrás y récord durante la gestión de Mauricio Macri.

"El riesgo país EMBI+ llegó a niveles máximos en los últimos dos meses, impulsado por la aversión al riesgo de los inversores", comentaron desde Puente.

En ese marco, los principales bonos argentinos operaron con mayoría de bajas, aunque más leves de las sufridas en la víspera. Entre los nominados en dólares, el Bonar 2024 rebotó 1,8%; el Bonar 2020 cedió un leve 0,1%; mientras que el Discount bajo ley argentina se hundió 2,4%.

En tanto, las versiones de estos títulos en pesos cayeron hasta 4,1%, con la excepción del Bonar 2024 (+0,2%); y del bono centenario (+0,6%), entre los más operados.

"Los bonos con legislación internacional eran los preferidos semanas atrás bajo la hipótesis de una renegociación ´amigable´, pero vieron reducir sus precios y por ende el spread de precio versus los ´poco queridos´ bonos Ley local, ya que en un escenario de default explícito estas diferenciaciones cobran poco sentido en el corto plazo", resaltaron desde Delphos Investment.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario