Tras los anuncios de Guzmán, volaron hasta 13,5% los bonos y el riesgo país perforó los 2.000 puntos

Finanzas

Los títulos en dólares treparon hasta 8,5%, mientras que los bonos en pesos saltaron hasta 13,5%, ya que los inversores valoraron las intenciones del Gobierno de llevar adelante la renegociación de la deuda, honrando sus obligaciones de corto plazo. Además, el mercado cree que las medidas económicas en pos de incrementar los ingresos fiscales mejoran la capacidad de pago de Argentina.

En medio de una marcada baja del riesgo país argentino, los principales bonos soberanos reaccionaron con un fuerte impulso alcista a las medidas económicas anunciadas este martes por el ministro de Economía, Martín Guzmán, incluidas en un mega proyecto de ley (Solidaridad Social y Reactivación Productiva) enviado por el Gobierno al Congreso, en busca de financiar un mayor gasto social para lidiar con la grave crisis que atraviesa el país.

Con una importante tónica positiva desde el mediodía, los títulos soberanos denominados en dólares treparon hasta más de 8%, mientras que los nominados en pesos volaron hasta 13,5%, ya que los inversores valoran las intenciones del Gobierno de llevar adelante la renegociación de la deuda, honrando sus obligaciones de corto plazo.

Además, el mercado cree que las medidas económicas en pos de incrementar los ingresos fiscales mejoran la capacidad de pago y de ahí que los operadores ansían en que ello se traduzca en una más amigable renegociación de la deuda, que se deberá poner en marcha a la brevedad por los importantes vencimientos.

"Se vieron mejoras generalizadas. Lo que se desprendió de la conferencia de prensa (de Guzmán) y del proyecto de ley es que el gobierno quiere encarar una renegociación de la deuda sin incumplir los compromisos", analizó Nery Persichini, jefe de Estrategia de GMA Capital.

Es que del mega proyecto se desprende que el Tesoro obtendría unos u$s4.500 millones de Letras Intransferibles del Banco Central, lo que le daría margen para pagar los vencimientos con acreedores privados hasta marzo.

Leonardo Chialva, director de Delphos Investment, indicó que "el Gobierno parece querer seguir cumpliendo con sus compromisos mientras elabora un plan de fondo que buscaría una solución rápida de la deuda para el frente doméstico y una un tanto más compleja para la ley internacional".

Por algo este martes se registraron mayores subas en los títulos con legislación local que ayudaron a comprimir el diferencial por ley. Para los bonos con legislación argentina, las paridades cerraron en un promedio del 44,2%, mientras que los regidos bajo ley extranjera terminaron en torno al 47%.

Frente a este panorama, los inversores ven muy "saludable" que el país no haya caído en un "default explícito" y se persiga una renegociación ordenada. "Los bonos no tenían "priceado" este escenario, y es por ello que vemos recuperaciones importantes en algunos títulos que pagan en el corto plazo", añadió Chialva.

"A los acreedores cuanto más impuestos nos pongan, mejor para ellos. Lo único que quieren es cobrar. Así debe ser", reflexionaba el experimentado economista Carlos Rodríguez.

En rigor, el Gobierno busca equilibrar el aumento del gasto, con mayores ingresos, a través de nuevas retenciones a las exportaciones (para la soja llega al 33%, y para el trigo y maíz, al 15%), del restablecimiento de las alícuotas vigentes durante 2015 en bienes personales, además de gravarse con el doble de alícuota a los bienes en el exterior. También se aplicará un impuesto del 30% a la compra de moneda extranjera sea tanto para atesoramiento, turismo, como para consumos varios.

En lo que refiere a los títulos en pesos, se destacaron las disparadas del PR15 (+13,5%); del PR13 (+13%); del TC21 (+9,9%); y del A2M2 (+7,4%). En ellos impactó además la decisión del ejecutivo de suprimir el impuesto a la Renta Financiera a los activos moneda local (bonos, letras, y plazos fijos).

En tanto, los títulos en dólares no se quedaron tan atrás y ganaron hasta casi 9%, liderados por el AO20D (+8,5%); el AY24D (+7,9%); y el DICAD (+7%). "Hubo mucha volatilidad durante estos días por la expectativa de la posible reestructuración amigable. Por otra parte, a medida que se van vislumbrando las medidas económicas, baja la incertidumbre general y, por consiguiente, el riesgo país. Y esto impacta positivamente en la renta fija", comentó Sergio Morales, presidente de CELAI.

En ese marco, el índice medido por el banco JP Morgan cayó 6,9% (146 unidades) y perforaba los 2.000 puntos básicos (a 1.968), regresando a niveles similares a los registrados dos meses atrás.

Se espera que la iniciativa enviada este martes al Congreso sea aprobada en principio este mismo viernes ya que el oficialismo cuenta con mayoría en ambas cámaras.

S&P Merval

A contramano del andar de los títulos públicos, las acciones líderes de la bolsa porteña operaron con marcadas bajas, luego de acumular una mejora del 8,5% en las anteriores cuatro sesiones de negocios.

El S&P Merval de BYMA cayó un 1,9% a 36.918,84 unidades, con los papeles del segmento energético al tope de las mermas (perdieron hasta más de 7%), luego de que se conociera que el proyecto de ley también incluye un congelamiento de las tarifas de servicios públicos por 180 días, una medida no contemplada por el mercado a la luz de las declaraciones del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, quien había descartado esa posibilidad durante el fin de semana pasado.

"Drástico cambio del lunes al martes. La confirmación por parte del ministro Guzmán en todo lo que se comentaba respecto a las energéticas provocó el descalabro. Lamentablemente, el jefe de Gabinete había declarado el día anterior que las tarifas no iban a ser congeladas. Si bien la oferta prevalece en casi todos los rubros, el sector energético, por lejos, es el más castigado", comentó un operador.

Así, los principales retrocesos del día fueron para los activos de Edenor (-7,4%), Transportadora de Gas del Sur (-5,5%), Central Puerto (-5,4%); Transportadora de Gas del Norte (-5,2%), Transener (-4,9%) y Pampa Energía (-4,2%). Dentro de las subas, aparecieron las acciones de Aluar (+1,2%) y del Grupo Financiero Valores (+1,2%).

Por su parte, los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street terminaron con resultados mixtos. Las ganancias fueron encabezas por Irsa (4,8%); Telecom Argentina (3,5%); Banco Macro (2%); Ternium (2%); y Banco Supervielle (1,3%).

Entre las pérdidas, sobresalieron Central Puerto (-5,8%); Edenor (-4,7%); Corporación América (-3,8%); Transportadora Gas del Sur (-3,2%); e IRSA Propiedades Comerciales (-2,1%).

La baja del mercado local de renta variable contrastó con los principales índices de Wall Street, que extendieron su racha de cierres con récord, ya que sólidos datos de vivienda y manufacturas impulsaron la confianza de los inversores en la economía estadounidense.

El referencial S&P 500 anotó un máximo histórico por cuarta sesión consecutiva, con una ganancia del 27% en el año que ha sido conducida por los progresos para un acuerdo comercial entre Washington y Pekín, una moderada Reserva Federal y positivos indicadores económicos.

El Dow Jones ganó un 0,1%; mientras que el S&P500 sumó un 0,03%. En tanto, el Nasdaq Composite avanzó un 0,1%.

Los papeles de Apple tocaron un récord histórico y luego finalizaron la sesión con una ganancia marginal del 0,2%. En tanto, Netflix escaló un 3,7% y se ubicó entre los mayores ganadores porcentuales del S&P 500 tras indicar que su negocio en el extranjero se está acelerando.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario