Wall Street logró revertir desplome en forma parcial: trepó hasta 2,3%

Finanzas

El Dow Jones subió 1%, luego de llegar a perder 3,6% durante la sesión. El S&P500 avanzó un 0,5%, mientras que el tecnológico Nasdaq ganó un 2,3%.

La bolsa de Nueva York logró terminar en alza este jueves luego de una jornada titubeante, impulsada por valores tecnológicos y petroleros, en momentos en que las autoridades mundiales tomaban nuevas medidas de emergencia para intentar ayudar a los mercados financieros para enfrentar el profundo daño económico causado por el coronavirus.

Según resultados provisorios de cierre, el principal índice de la bolsa, el Dow Jones Industrial Average, ganó un 0,96% a 20.090,79 puntos luego de llegar a perder 3,6% durante la sesión. El S&P500 avanzó un 0,5% a 2.409,41 puntos, mientras que el tecnológico Nasdaq ganó un 2,30% a 7.150,58 puntos, gracias a alzas de Amazon.com, Microsoft y Facebook.

La Reserva Federal también abrió nuevas líneas de swaps en dólares con bancos centrales de nueve países para garantizar que el sistema financiero mundial continúe funcionando.

La Fed ha tomado varias medidas de emergencia en las últimas dos semanas, incluida una baja de tasas de interés a casi cero y la provisión de miles de millones de dólares más para obtener créditos baratos.

El presidente Donald Trump, en una habitual entrega de información ante la incertidumbre provocada por el COVID-19, dijo que hay terapias que podrían implementarse rápidamente para tratar el virus y se mostró optimista sobre las posibilidades de acordar con el Congreso un paquete de ayuda de cientos de miles de millones de dólares.

Pese a las medidas tomadas por la emergencia, analistas en un sondeo de Reuters consideraron que hay un 80% de probabilidades de que Estados Unidos entre en una recesión este año.

Ayudó en la confianza del mercado la escalada del 25% de los precios del petróleo en su mayor alza porcentual diaria en los registros, lo que contribuyó al avance de 6,8% en el índice de energía del S&P.

Bolsas de Europa

Los mercados europeos levantaron la cabeza este jueves, apoyados en la batalla contra el coronavirus por la artillería pesada del Banco Central Europeo (BCE) y el anuncio del presidente Donald Trump de que se utilizará un tratamiento antimalaria contra el covid-19.

Si bien la iniciativa del BCE, que prometió hasta 750.000 millones de euros, no tuvo un efecto notable en los mercados asiáticos, pues las Bolsas de Tokio, Shanghái y Hong Kong cerraron a la baja, sus homólogas europeas reaccionaron bien.

La bolsa de Londres subió 1,40% y la de París 2,86%. Fráncfort ganó un 2%, Madrid 1,93% y Milán 2,29%.

El plan de "emergencia" del BCE supondrá más compras de deuda pública y privada para tratar de contener las consecuencias económicas de la pandemia. Este plan se suma a un primer sobre de 120.000 millones de euros que había sido desbloqueado previamente para hacer frente a la epidemia. "Tiempos extraordinarios requieren acciones extraordinarias", tuiteó la presidenta del BCE, Christine Lagarde.

Como otros mandatarios de la UE, el presidente francés, Emmanuel Macron, aplaudió las medidas e instó a los Estados de la UE a llevar a cabo "intervenciones presupuestarias".

Estados y bancos centrales de todo el mundo rivalizaron en planes de estímulo y de inyecciones de liquidez en los últimos días para calmar los mercados, que en Europa se hundieron más del 30% en lo que va de año.

En Estados Unidos, continúan las negociaciones sobre un plan de estímulo que podría alcanzar 1,3 billones de dólares. Mientras tanto, Trump afirmó que su gobierno aprobó el uso de la cloroquina, un medicamento contra la malaria, como tratamiento para combatir el nuevo coronavirus, aunque las autoridades sanitarias matizaron el anuncio del mandatario, sugiriendo que esa opción podría llevar bastante tiempo.

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, anunció por su parte un nuevo plan de 27.000 millones de dólares canadienses (18.500 millones de dólares estadounidenses, 17.000 millones de euros) en ayudas directas y 55.000 millones de dólares canadienses en aplazamiento de impuestos.

El Banco Central de Australia redujo el jueves su principal tipo, un cuarto de punto, hasta el 0,25%, su mínimo histórico. El Banco de Brasil pasó el suyo de 4,25% a 3,75%, otro mínimo.

La pandemia de COVID-19 ya mató a más de 9.000 personas y causó más de 210.000 contagios confirmados en 150 países y territorios.

"Los índices de uno y otro lado del Atlántico muestran unas caídas que todavía están lejos de los mínimos observados durante la crisis de 2008. Sin embargo, los dirigentes mundiales señalan que esta crisis es la peor desde la Segunda Guerra Mundial", agregó Liboux.

Sin embargo, según él, "las medidas de las autoridades no impedirán una recesión violenta, cuyo alcance todavía no podemos adivinar".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario