Finlandia pidió una adhesión “sin demoras” a la OTAN, pero Rusia advirtió que siente “una amenaza”

Edición Impresa

Hará oficial la solicitud este domingo. Suecia, otro país de la UE que hasta ahora ha sido neutral, se sumará a la iniciativa. Putin respondió que eso “no hará más seguros al mundo ni al continente” y anticipó represalias.

Helsinki y Moscú - El presidente y la primera ministra de Finlandia anunciaron ayer que pedirán “sin demora” la adhesión a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), algo que se haría formal el domingo y que provocaría una escalada de las tensiones con Rusia.

El Gobierno de Vladímir Putin reaccionó inmediatamente a la noticia y consideró que será “sin duda” una “amenaza” para su país.

“La ampliación de la OTAN y el acercamiento de la Alianza a nuestras fronteras no hará más estables y seguros ni al mundo ni a nuestro continente”, dijo el portavoz presidencial Dmitri Peskov.

Este, asimismo, advirtió sobre represalias, incluyendo medidas “técnico-militares” que no especificó.

La candidatura finlandesa es una consecuencia directa de la guerra en Ucrania y se verá imitada probablemente por una demanda similar de Suecia, esperada para los próximos días.

Vecino

Mientras prepara su pedido formal de ingreso a la Alianza Atlántica, el Gobierno de Estocolmo refuerza su posición militar en la isla de Gotland, ubicada en el mar Báltico y considerada susceptible a un eventual ataque ruso.

Ambos países, miembros de la Unión Europea (UE), cooperan con la OTAN desde 1994 en el marco del programa de la Asociación para la Paz. También participaron en maniobras conjuntas y en algunas operaciones de la OTAN como Afganistán o los Balcanes.

Los dos se declararon preocupados por la reacción rusa a su petición de adhesión y han intentado obtener garantías y protección para los meses previos a su entrada formal en la Alianza. Una prueba son los acuerdos firmados el miércoles con el Reino Unido para una asistencia mutua.

“Si estos dos países se adhieren, eso reforzaría la postura disuasiva de la OTAN en las regiones ártica, báltica y nórdica”, estimó Leo Michel, investigador del centro de reflexión estadounidense Atlantic Council. Además, “Finlandia y Suecia podrían aportar sus conocimientos regionales sobre Rusia en el proceso de toma de decisiones de la OTAN”, agregó.

Fundamentos

En Helsinki, el presidente Sauli Niinisto y la primera ministra Sanna Marin dijeron en un comunicado común que “ser miembro de la OTAN reforzaría la seguridad. Como miembro de la OTAN, Finlandia reforzaría también a la Alianza en su conjunto. Finlandia debe ser candidata a la adhesión sin demora”.

Los dos funcionarios prevén brindar el domingo una conferencia de prensa sobre “decisiones que conciernen la política en materia de seguridad de Finlandia”, lo que marcará la oficialización de la solicitud.

La toma de posición de los dos dirigentes marca la tendencia que seguirá el país, que comparte una frontera de 1.300 kilómetros con Rusia, a la que le une un pasado doloroso.

La invasión de Ucrania por parte de Rusia, iniciada el 24 de febrero, hizo que la opinión pública finlandesa se inclinara a favor de una adhesión a la Alianza. En este momento, un 76% de los 5,5 millones de finlandeses es favorable a unirse a la OTAN, según un sondeo publicado el lunes. Antes de la guerra en Ucrania este porcentaje rondaba el 25%.

En el Parlamento, la mayoría de los 200 diputados está también a favor.

Velocidad

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, saludó ayer el paso de Finlandia y garantizó que su candidatura “sería recibida calurosamente y el proceso será fluido y rápido”.

Los diputados finlandeses se reunirán el lunes por la mañana para estudiar la propuesta del gobierno y votar posteriormente, dijo el presidente de la cámara, Matti Vanhanen.

“Si nos unimos a la OTAN, mi respuesta a Rusia sería: ‘Ustedes provocaron esto, mírense en el espejo’”, dijo el presidente finlandés.

Sometida a una neutralidad forzada por Moscú durante la Guerra Fría, Finlandia se unió a la Unión Europea (UE) y al Partenariado por la Paz de la OTAN tras el fin de la Unión Soviética, pero no es miembro de la Alianza.

Finlandia fue una provincia rusa entre 1809 y1917 y también fue invadida por la Unión Soviética en 1939.

Dejá tu comentario