Edición Impresa

Fintech Ualá recibe inversión de gigante financiero de China

Se trata de Tencent, que también tiene un servicio de mensajería con 1.000 millones de usuarios en su país. Se suma así a una lista de inversores del exterior como George Soros y el banco Goldman Sachs.

La fintech argentina Ualá fue fundada en octubre de 2017. Y en menos de dos años de existencia, generó impacto varias veces con la incorporación de grandes inversores internacionales. Primero fue un fondo vinculado al multimillonario George Soros, después el banco de inversión Goldman Sachs, y ahora fue el turno del gigante chino de servicios financieros y mensajería Tencent.

La compañía nacional sumó hasta fines del año pasado recursos por un total de u$s34 millones en las rondas de inversores. El ingreso de Tencent, que se anunció ayer en forma oficial, engrosó esa cifra aunque en Ualá evitaron precisar el monto exacto de la nueva operación.

“Tencent tiene experiencia en servicios financieros y cuenta con 1.000 millones de usuarios en China con su servicio WeChat, que es una especie de Whatsapp chino. Esta es la primera inversión de este tipo que hace Tencent en Argentina. Hasta ahora sólo había invertido en Brasil en Nubank. En nuestro caso el aporte de Tencent viene a sumarse para crear sinergia en los productos que se vienen en Ualá”, explicó a Ambito Financiero el CEO y fundador de Ualá, Pierpaolo Barbieri.

Ualá es una fintech enfocada en los servicios de pago, en un contexto local donde la mayoría de estas compañías de finanzas digitales se dedica a la oferta de crédito de montos bajos para sectores no bancarizados o sub bancarizados.

La empresa fundada por Barbieri apunta al mismo segmento de público, pero con una estrategia diferente. Tiene como caballito de batalla su tarjeta prepaga mediante un acuerdo con Mastercard, que se tramita on line y es gratis de por vida. Se recarga a través de servicios como Rapipago o Pago Fácil, o directamente mediante transferencia, en caso de usuarios con cuenta en alguna entidad del sistema financiero tradicional.

También permite realizar transferencias persona a persona mediante el uso de código QR, recarga de celulares, carga de tarjeta SUBE y proporciona servicios de administración de gastos.

Recientemente incorporó la posibilidad de pagar a través de su aplicación unas 4.000 boletas de servicios en todo el país. “Apuntamos a facilitar la transaccionalidad diaria, en tiempo real, para que la gente pueda hacer todas las operaciones financieras cotidianas en forma sencilla y veloz”, añadió el CEO. En ese sentido, prevé lanzar hoy “Ualá 2.0” que es el primer rediseño de la aplicación para hacer más accesible y sencillo el acceso a través de los dispositivos inteligentes.

Según explicó Barbieri, su objetivo es “sumar cada vez más servicios para hacer redundante al banco tradicional y que la gente pueda hacer desde su aplicación lo mismo que haría desde el banco, aunque nuestro modelo es fintech, no es de banco digital”.

Más allá de la falta de costumbre de los usuarios argentinos, la plataforma suma adhesiones. “En la última semana en un solo día hubo 10 mil personas que descargaron la aplicación. Y podemos decir que al 31 de diciembre 2018 teníamos 500.000 tarjetas prepagas emitidas”, precisó.

En tanto, la china Tencent es considerada una de las empresas más valiosas de Asia según su cotización bursátil. El año pasado anticipó que aumentará sus inversiones en “áreas claves” como pagos digitales. En este rubro compite fuertemente con Alipay, una plataforma que pertenece a la cadena de ventas on line Alibaba Group. Tiene una aplicación de mensajería llamada WeChat, que cuenta con más de 1.000 millones de usuarios en China.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario