Mundo

Firmas tecnológicas de EE.UU. critican el acuerdo de Trump con Macron sobre la "tasa Google"

La organización que nuclea a las empresas más grandes del sector argumentó que la aplicación por parte de París de esos impuestos sobre ingresos puede "animar a otros países a seguir ese ejemplo".

Washington- Una organización estadounidense que nuclea a gigantes tecnológicos denunció ayer el acuerdo sobre la tasa digital francesa alcanzado por los presidentes Donald Trump y Emmanuel Macron, que mantiene ese impuesto hasta que se aplique un gravamen internacional.

La asociación de firmas del sector de computación y comunicaciones, la CCIA, reaccionó un día después de que Trump y Macron acordaron que Francia dejaría de aplicar esa tasa digital recién cuando se utilice una tasa internacional que está en discusión.

“La aplicación de la tasa digital unilateral de Francia hacia las principales compañías estadounidenses es injustificada y, si es tolerada, animará a otros países a seguir ese ejemplo”, dijo Ed Blacl, presidente de CCIA, que incluye entre sus asociados a Google, Amazon y Facebook.

“No deberíamos apoyar un acuerdo que daría luz verde a tasas discriminatorias contra compañías tecnológicas de Estados Unidos con la vaga promesa de devolver años más tarde lo que se haya pagado”, agregó.

La tasa a los ingresos de las tecnológicas, que le reportaría al fisco francés unos 830 millones de dólares anuales, ha sido criticada en Washington, donde se considera que apunta a un grupo reducido de compañías y además grava los ingresos en vez de las ganancias.

El parlamento francés la aprobó en julio en medio de la frustración por el lento avance de las negociaciones hacia un acuerdo mundial sobre los impuestos a cobrar a las tecnológicas cuando reciben ingresos de sus filiales en otros países.

Por el acuerdo alcanzado en la reunión de líderes del Grupo de los G7 en Biarritz, Francia, las autoridades francesas devolverán a las tecnológicas lo que paguen por encima de lo que se establezca en la formula impositiva internacional, según dijo el ministro francés de Finanzas Bruno Le Mais.

Después de llegar a un acuerdo el lunes, Macron sostuvo: “Creo que hemos encontrado un muy buen acuerdo para superar las dificultades”. A su lado, Trump solo se limitó a asentir. El Gobierno francés nunca había ocultado su preferencia para lograr un acuerdo internacional y desde un principio se mostró dispuesto a retirarlo cuando se alcanzara un marco global. “Lo digo claramente: el día que tengamos una fiscalidad internacional, Francia suprimirá su tasa. Francia no quiere imponer esta tasa, sino arreglar un problema internacional. Y hemos trabajado juntos para encontrar un acuerdo que permita en 2020 modernizar las reglas de la fiscalidad internacional en el marco de la OCDE”, subrayó el presidente francés.

Con ese acuerdo, parece desactivarse la amenaza de Trump de responder a esa tasa con aranceles al vino francés. Pese a que alguna vez reconoció que nunca “probó ni una gota de alcohol”, cuando lanzó la advertencia, el republicano dijo que el vino estadounidense era mejor que el francés. Aunque el lunes, sostuvo que su esposa Melania “adora” el vino francés.

La normativa francesa prevé una tasa del 3% a los ingresos de servicios digitales en ese país a todas las tecnología que tengan un volumen de negocios de más de 750 millones de euros en todo el mundo y de 25 millones en su territorio. La tasa fue denominada GAFA, por la siglas de Google, Amazon, Facebook y Apple, da cuenta de que las gigantes norteamericanas son las principales afectadas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario