Lifestyle

Fitness: tres errores que debés evitar si buscás abdominales marcados

Es un objetivo buscado, pero se suelen cometer errores durante la práctica. Aquí, claves para que tu tiempo de ejercicio rinda sus frutos.

Lucir abdominales tonificados es uno de los objetivos más buscados en fitness. Y si bien se conoce que el índice de grasa corporal es determinante para lograr este fin, no se puede reducir drásticamente de la noche a la mañana. Por ende, es hora de dejar de mirar las fotos marcadas de las redes sociales y evitar estos tres errores que pueden atentar contra la meta, no sin antes consultar a un preparador físico que te orientará en posibilidades e intensidad.

Hacer demasiado cardio

Sabemos que el ejercicio cardiovascular quema calorías, baja el porcentaje de grasa corporal, mantiene el corazón saludable y nos ayuda a estar en forma. Pero cuando buscamos músculos definidos, abusar del cardio puede ser contraproducente. Según el sitio lifestyle.fit, excedernos con el ejercicio aeróbico puede crear reacciones bioquímicas y hormonales que provocarán una disminución en el desarrollo muscular y de fuerza.

Por ende, cuando se tiene un objetivo en mente, se debe recordar el Principio de SAID (de las siglas en inglés de Adaptación Específica a las Demandas Impuestas). Es decir, el cuerpo se adaptará a las demandas que le vayamos poniendo, y no le importará si eso lleva abdominales tabla de lavar o no.

El cardio es ideal para reducir la retención de líquidos, pero si buscas quemar calorías y grasa corporal, es bueno realizar entrenamientos de alta intensidad que te permitan mantener la masa muscular y ahorrar tiempo, como por ejemplo, circuitos de pesas.

No incorporar entrenamiento de fuerza

Un buen planeamiento de pérdida de grasa es que se consiga crear un ligero déficit calórico que te ayude a deshacerte de la grasa persistente. Pero se debe añadir entrenamiento de fuerza y levantamiento de pesas para desarrollar fuerza y músculo.

Con todo, recordá que tus abdominales son un grupo muscular: si realizás mucho cardio y comés poco, tus músculos se marchitarán lentamente. Y si además no podrás entrenar con cargas pesadas porque no tendrás energía suficiente. Por ende, levantá pesas, mantené una buena rutina de series y repeticiones, y luchá para fortalecerte. No importa que tengas un ligero déficit calórico si estás bien nutrido.

No visualizar el objetivo

Quieres se proponen este objetivo, buscan un abdomen fuerte con aspecto atlético que además resista. Pero realizar un programa de entrenamiento sin establecer prioridades y objetivos es como disparar una flecha al azar y pedir a tu enemigo que se ponga justo donde disparas. Por ende, visualizá tu objetivo y apuntá a eseo. Muchos de nosotros solemos conectar emocionalmente con el entrenamiento. Es decir, conseguimos sentirnos bien haciendo las mismas rutinas y esperando que los resultados vayan a mejor. Así que si podés deshacerte de ese lado emocional, dejar tu ego aparte y ser inteligente en tu objetivo, se reflejará en tus resultados.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario