Nacional

Fondo Sojero: no hubo acuerdo en Corte y abren 90 días (no auguran pax)

Nación defendió derogación de Macri de 2018 en contexto de recorte de déficit y pulseada con FMI, y dijo que poda quedó "sobrecompensada" por suba de coparticipación. Fuerte malestar de las seis provincias.

Los seis gobernadores que batallan la reactivación del millonario reparto a las provincias del Fondo Sojero -derogado por un DNU de Mauricio Macri en agosto de 2018- desembarcaron en la Corte Suprema de Justicia para defender -en audiencia de conciliación- el reclamo a Nación, pero los partes no lograron a arribar a un acuerdo y el máximo tribunal abrió un plazo de 90 días en pos de que intenten negociar una salida al conflicto.

Sin embargo, los mandatarios -los peronistas Gildo Insfrán (Formosa), Lucía Corpacci (Catamarca), Alicia Kirchner (Santa Cruz), Rosana Bertone (Tierra del Fuego), y Gerardo Zamora (Frente Cívico- Santiago del Estero) y Mariano Arcioni (Chubut Somos Todos)- se toparon con una postura firme del Gobierno en defensa del no retorno del extinguido Fondo Federal Solidiario (FoFeso).

El posicionamiento, en los hechos, parece anticipar que no habrá negociación posible en ese impasse de 90 días y que deberá decidir finalmente el máximo tribunal. Una percepción compartida ayer tanto en filas nacionales como provinciales, según el relevamiento desplegado por Ámbito Financiero.

La pulseada fue seguida con atención por los cinco miembros de la Corte: Elena Highton de Nolasco, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz. Los 90 días expirarán a fines de septiembre, muy cerca de los comicios presidenciales del 27-O.

El Fondo Sojero había sido gestado en 2009 por un decreto de la por entonces presidente Cristina de Kirchner para financiar obras, y se nutría del 30% de las retenciones a las exportaciones de soja. Pero Macri lo derogó en agosto de 2018 (DNU 756/2018), en medio de nuevas negociaciones con el FMI para achicar el déficit fiscal. En las provincias estiman que dejaron de percibir al menos u$s 1.000 millones.

El portavoz en la Corte de la argumentación de la Casa Rosada fue el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, quien remarcó que el contexto en el que se creó el FoFeSo “es sustancialmente diferente” al contexto en el que el Presidente lo derogó, producto del aumento en las transferencias de coparticipación a las provincias. Acompañó ese posicionamiento además el procurador General del Tesoro de la Nación, Bernardo Saravia Frías.

En esa línea, Frigerio argumentó que si bien el contexto internacional y la exigencia de “acelerar la consolidación fiscal” hicieron “necesario” eliminar el Fondo, ese fuerte incremento de las remesas “permitirá sobrecompensar” la pérdida de recursos derivada de su eliminación.

De acuerdo a lo proyectado -remarcó- provincias y CABA recibirían en 2018 casi $ 162 mil millones adicionales a lo presupuestado (previo a la distribución de municipios), mientras que los gobiernos locales verían incrementados sus recursos en cerca de $ 17 mil millones.

Además sostuvo que la derogación del FoFeso no afectó ningún derecho intrafederal. Y enfatizó que el Pacto de Consenso Fiscal 2017 -sellado por Macri y la mayoría de los gobernadores- “no mutó la naturaleza del FoFeSo” y “preveía su eliminación”.

Además recalcó que la extinción de ese fondo no afectó el financiamiento de obras en las provincias, en CABA y en los municipios. Y recordó que, como parte de las negociaciones con los gobernadores que derivaron en el sellado en octubre de 2018 de una adenda al Pacto Fiscal de noviembre de 2017, se redujeron los reintegros a exportadores, aumentando el IVA y por ende la coparticipación, y que se creó el Programa de Asistencia Financiera a provincias y municipios, por $ 4.125 millones.

La audiencia dibujó una postal de pulseada por fondos Nación-provincias que se convirtió casi en una rareza, luego de un semestre de fuerte impronta electoral marcado por la escalada de comicios provinciales desdoblados y el cierre de listas de candidatos nacionales del pasado sábado.

Con ese telón de fondo, desde despachos nacionales aseguraron a este diario que “son sólo 6 provincias las que hicieron la demanda” y que además “3 de esas 6 firmaron la adenda al Consenso Fiscal” (en referencia a Santiago del Estero, Tierra del Fuego y Chubut). “Ahora hay 90 días para conciliar, y si no decide la Corte”, remarcaron.

Los gobernadores y otros funcionarios provinciales no ocultaron su malestar tras el encuentro. “De la audiencia salimos con una respuesta inesperada, porque se dispuso un plazo de 90 días para que las partes puedan seguir charlando; seguiremos con nuestro reclamo de inconstitucionalidad del decreto: queremos que nos devuelvan el dinero que hemos dejado de percibir, no estamos en una postura de conciliación”, disparó sin medias tintas Bertone.

En sintonía, el Fiscal de Estado de Santa Cruz, Fernando Tanarro, remarcó que su provincia seguirá “sosteniendo que el decreto que eliminó el Fondo es inconstitucional”. “Desde Nación han dado una explicación muy confusa alegando caída de recursos, refiriéndose a variables internacionales y al acuerdo con el FMI, cuestiones que desde ningún punto de vista pueden justificar su eliminación”, argumentó.

Además recordó que “a través del Consenso Fiscal se le han transferido un montón de responsabilidades a la provincia y eso nos quita recursos”. “No se puede decir que la situación de las provincias es mejor y alegar ese argumento para no darnos lo que corresponde”, disparó.

Por su parte, el asesor general de Gobierno de Catamarca, Pablo Gallardo, aseguró que “manifestaron que habían hablado con los gobernadores sobre la detracción de estos fondos, lo que no es verdad”. “Lo negamos, porque sino Catamarca no hubiese entablado el reclamo que presentó para recuperar el Fondo Sojero”, sostuvo. Sólo en su provincia, el planteo involucra unos $ 2 mil millones.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario