Edición Impresa

Forno: "Las variedades súper premium son las que más están creciendo"

La "premiumización" del mercado de consumo se afianza en la Argentina y el mercado del whisky acompaña esa tendencia. Ignacio Forno, brand manager de Chivas Regal, explica el fenómeno.

El presente recesivo no ha impedido que la industria local siga evolucionando y satisfaciendo las nuevas tendencias y necesidades de los consumidores. En un mercado cada vez más maduro y exigente, las marcas que ofrecen productos o servicios premium marcan la diferencia. “En algún momento el contexto nos llevó a pensar que el consumidor se iba a volcar a un segmento de consumo más bajo, pero nos equivocamos. Lo que estamos viendo hoy es que son las variedades súper premium las que crecen”, analiza Ignacio Forno, brand manager de Chivas Regal, una de las marcas del portfolio de Pernod Ricard.

Periodista: ¿Se podría decir entonces que no les impacta la retracción del consumo actual?

Ignacio Forno: Nos impacta en general, cómo a toda la industria. Pero las marcas súper premium siguen creciendo.

P.: Tratándose de un segmento premiun: ¿es más fácil trasladar la suba del dólar a los costos?

I.F.: No tanto. La idea es acompañar al consumidor, tratar de que el impacto no sea tan grande. Intentamos trasladar esos costos de manera progresiva. El consumidor premium hoy por hoy está más allá del contexto, no está dispuesto a resignar ese momento de disfrute.

P.: ¿Cuáles son las exigencias de ese segmento ABC1 en el mercado de las bebidas alcohólicas?

I.F.: En la Argentina cascadean las tendencias de afuera. Muchas terminan pegando y otras no. Uno como representante de marca local tiene el trabajo de depurar esas tendencias. En el mundo del whisky hay un boom muy grande que es la coctelería. Y está creciendo con las variedades más súper premium, acompañando a la premiumización del segmento de bebidas alcohólicas en general. La gente está empezando a profesionalizar su paladar, con una demanda mucho más exigente hacia el producto.

P.: El mundo de la coctelería en sí es una tendencia.

I.F.: Sin dudas. Y el whisky ya forma parte del mundo de la coctelería.

P.: Antes estaba mal visto que un whisky forme parte de un cóctel. ¿Por qué?

I.F.: Porque se creía que perdía protagonismo. Pero hoy hay propuestas tan innovadoras y tan variadas que el perfil que tienen los whiskies de alta gama encajan perfecto en cócteles. La coctelería está funcionando como puerta de entrada para aquellos que no están acostumbrados a tomar whisky.

P.: Chivas es una marca que históricamente estuvo identificada con un rango etario alto

I.F.: Se debe a la historia que tiene Chivas y a las propuestas que tenía en el país. Hasta hace 3 años nosotros teníamos tres variedades de whisky en la Argentina. Este año ya tenemos 7, con dos lanzamientos recientes. La idea es tener una propuesta para cada uno de los segmentos de consumo. En otras palabras, el producto que tomaban nuestros abuelos aún sigue existiendo. Pero trabajamos en una serie de innovaciones y tanto desde el perfil del producto como desde el rango de precios, estamos ofreciendo una propuesta para todo tipo de consumidores.

P.: ¿Tienen una estrategia para seducir al segmento más joven?

I.F.: Sí. Proponemos lo que nosotros entendemos que es la evolución lógica del whisky, donde uno entra por la coctelería, con ofertas de productos que son más afines para gente joven. La clave es ofrecer un producto para cada uno de los estadios del consumidor. Cualquier destilado necesita acostumbramiento, y hay muchos consumidores que están entrando al whisky a través de la coctelería. Sobre todo mujeres.

P.: ¿Que opina del boom de etiquetas nacionales?

I.F.: Es excelente, ayuda a instalar el producto. Enriquece la categoría y le da más herramientas al consumidor que no está habituado a tomar whisky.

P.: ¿Y del boom del segmento en general en la Argentina?

I.F.: Es la consecuencia de dos factores. Por un lado el crecimiento de la tendencia en el consumo de whisky. Por otro lado, se debe a la liberación de los importados. A partir de ese momento empezaron a entrar muchísimas marcas que en cierta manera atomizaron el mercado, pero también ayudaron a generar más ruido y eso es bueno.

P.: ¿Qué porción de la torta se llevan los whiskies nacionales?

I.F.: Del consumo total de whisky del país, el 73% son marcas nacionales. Del 27% restante, el 90% son whiskys escoceses, y apenas el 10% se dividen entre irlandeses, bourbons y otros.

P.: ¿Cuál es la diferencia entre un whisky escocés y el resto?

I.F.: A nivel productivo tiene varias diferencias. Cada uno tiene un perfil muy marcado. Recién ahora el consumidor empieza a notar las diferencias de cada uno de los perfiles.

P.: ¿Cuál es el consumo per cápita en la Argentina?

I.F.: Aproximadamente 0, 26 litros.

P.: ¿Cómo estamos comparativamente con otros países de la región?

I.F.: Bien. Acompañando el proceso. Hay países que vienen muy bien como Ecuador o Perú. Uruguay es un caso atípico, tiene un consumo per cápita de más de un litro. La Argentina venía creciendo a niveles excelentes pero quedó un poco retraído por la situación de recesión.

P.: ¿Qué otras categorías de bebidas están funcionando bien en el país?

I.F.: El gin vive un momento espectacular, y a nivel mundial está muy de moda. Otro gran crecimiento fue el del vodka, potenciado por esta tendencia coctelera.

P.: ¿Algún tapado?

I.F.: El tequila. En el mundo, sobre todo en Estados Unidos, ha tenido un crecimiento enorme. Yo creo que en la Argentina en algún momento va a cascadear.

P.: ¿Cómo se toma el whisky?

I.F.: Cómo a uno le guste. Se puede tomar solo, con hielo chico o con hielo más grande.

P.: ¿Hay alguna diferencia entre el tipo de hielo?

I.F.: Sí. Con hielo más grande se diluye menos, se enfría el producto pero el impacto en la boca es más robusto.

P.: ¿Alguna recomendación para el consumidor que está empezando a tomar whisky?

I.F.: La primera, el consumo responsable. Dicho esto, yo recomiendo que lo mezcle con un chorrito de agua fría. El agua descomprime el whisky y libera los aromas, sin perder las notas y el perfil.

Nuevos lanzamientos

Hace unos días se presentaron en el mercado argentino dos nuevos integrantes de Chivas Regal: Mizunara y XV.

  • Chivas XV, es un whisky añejado un mínimo de 15 años que finaliza su crianza en barricas de Grand Champagne Cognac (región donde se producen los cognacs más prestigiosos del mundo). Posee un aroma dulce, con notas concentradas de compota de manzanas, mermelada de naranja, miel, canela y pasas de uvas rubias.
  • Chivas Mizunara, es un blend elaborado a partir de una selección de whiskys de maltas y granos que luego son añejados en barricas de roble Mizunara, propio de la región de Japón que lleva el mismo nombre. Al momento de disfrutarlo, se puede percibir un aroma intenso y frutado con notas de pera y naranja, acompañado por un dulzor propio de la miel y avellanas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario