La residencia del Papa Francisco será hospital contra el coronavirus

El Colegio Máximo de San José va a recibir a los pacientes de la Provincia de Buenos Aires. Se atenderán patologías leves o asintomáticas.

La residencia de San Miguel en la que el Papa Francisco fue alumno y rector se sumará como hospital de campaña contra el coronavirus en la Provincia de Buenos Aires, por lo que se habilitarán casi 200 camas en habitaciones individuales.

La Municipalidad de San Miguel firmó un convenio de cooperación con la institución fundada en 1931 y en la que el sumo pontífice habitó entre 1980 y 1986, tiempo en el que la dirigió.

Colegio Máximo de San Miguel

La infraestructura conocida también como Centro Loyola, ubicada en Avenida Dr. Ricardo Balbín al 3200, dispone de 185 camas en habitaciones individuales con baño, distribuidas en dos alas diferentes del edificio, y cada una de éstas cuentan con dos plantas, lo que permite distribuir el espacio en cuatro sectores independientes.

En este edificio permanecerán internados pacientes con patologías leves o asintomáticas provocadas por el virus COVID-19, además los infectados contarán, por parte de la entidad, asistencia con personal de mantenimiento, cocina y portería, entre otros servicios.

Colegio Máximo de San Miguel
En ese mismo predio, funciona la escuela Municipal de Enfermería, cuyos estudiantes avanzados brindarán apoyo y asistencia al equipo médico y de salud.

Este jueves, Francisco se volvió a manifestar sobre la pandemia que provoca muertes en el mundo minuto a minuto y pidió a toda la población mundial: "Roguemos al Señor para que nos ayude a tener confianza y a tolerar y superar nuestros miedos".

A su vez, el Papa recordó "el miedo de los ancianos, que están solos", así como el "miedo de los trabajadores sin empleo".

Esta mañana, en la residencia Casa Santa Marta, donde actualmente vive, un prelado que habita ese mismo lugar fue hospitalizado por coronavirus.

El Vaticano decidió someter al pontífice a un nuevo test de saliva que dio negativo, informaron este jueves medios italianos.

También fueron sometidos a un test los colaboradores más cercanos al Papa, con quienes comparte horas de trabajo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario