Edición Impresa

Free solo, el arte de la frialdad emocional

“Se vive como se juega”. O en este caso, como se escala. Alex Honnold se siente cómodo en el silencio. Es su ámbito. “Free solo”, de National Geographic (recientemente ganó el Oscar a mejor documental), expone su mundo. Su lugar. Una calma que por tensa no quiebra. Y en su frialdad emocional recae su verdadero arte.

Su desafío es bello a la vista e imponente a la muerte, una posibilidad que late. O que, en teoría, podría dejar de hacerlo. Porque Alex escala sin protección. A mano limpia. Blanca, de talco. Y es que en su equilibrio y en su pequeña gran fuerza recae, o mejor dicho, se sostiene, su cuerpo. Y por momento parece flotar. Lo que enfrenta es un desafío único: El Capitán, 900 metros de pared,sin cuerda. Justo para él. Un joven que, a golpe de cámara, no parece cuerdo. Y es que en esa adrenalina se apoya el motor de su vida. El documental expone, con imágenes soñadas, el universo privado de un hombre que debe enfrentarse al hecho de ser retratado. Un hombre solitario en exposición. Que deja clara su prioridad (el rol de su novia es de por sí llamativo) y se adentra a la aventura de superarse.

Bruno Lazzaro

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario