Edición Impresa

Frenan la venta de Weinstein Co.

La Justicia neoyorquina entiende que durante años se ocultó la “conducta abusiva” que imperó en la empresa de películas ganadoras de Oscar, y exige que cualquier acuerdo contemple cuantiosas indemnizaciones.

Nueva York - El procurador general de Nueva York dijo ayer que ejecutivos del estudio de cine de Harvey Weinstein permitieron y encubrieron docenas de denuncias de conducta sexual inapropiada contra el magnate de Hollywood, y que cualquier venta de la compañía debe incluir una compensación para las víctimas y protecciones para los empleados. El procurador, Eric Schneiderman, dijo que su oficina presentó una demanda contra la compañía el domingo, mientras un acuerdo de venta estaba por cerrarse, para asegurarse de que los compradores potenciales conozcan el alcance de los "patrones perversos de actividad ilegal" en The Weinstein Co. y asegurarse de que los ejecutivos involucrados en el presunto encubrimiento sean despedidos.

Schneiderman agregó que una oferta de un grupo encabezado por la ex titular de la Administración Federal de la Pequeña Empresa, María Contreras-Sweet, habría puesto al ejecutivo de Weinstein Co. David Glasser a cargo de la compañía pese a la evidencia de que éste no detuvo a Weinstein y nunca hizo que el departamento de recursos humanos investigara las denuncias.

"Nunca vimos nada tan vil como lo que hemos visto aquí", dijo Schneiderman. Añadió que no se opone a la venta de la compañía detrás de películas premiadas con el Oscar como "El paciente inglés"; "Shakespeare enamorado" y "El discurso del rey", pero que cualquier acuerdo debe incluir garantías de compensación financiera para las mujeres que dicen que fueron acosadas o abusadas por Weinstein.

Dijo que documentos que su oficina revisó durante la investigación mostraron que la oferta de Contreras-Sweet no incluye ninguna referencia a un fondo de compensación para víctimas y que en vez se apoya en políticas de seguro y una carta de crédito que se iría en costos legales y otros gastos. Con el trato también se habrían mantenido los acuerdos de confidencialidad, lo que evitaría que las acusadoras hablen públicamente. "Cualquier prospecto comprador que esté interesado en hacer lo correcto por los empleados y las víctimas puede arreglar estos problemas con el acuerdo", dijo Schneiderman. "No ha habido ningún esfuerzo de parte de Contreras. Sweet para cooperar con nosotros. Es más, su abogado dijo, '¿por qué deberíamos hablar con usted?'".

Jason Squire, editor de "The Movie Business Book", aseguró que el extenso archivo cinematográfico de Weinstein Co. hace que la compañía sea atractiva para compradores potenciales a precio de liquidación porque proveería una fuente perenne de ingresos con material que puede ser adaptado a tecnologías y plataformas emergentes. Las exigencias de Schneiderman de un fondo de compensación podrían hacer que la adquisición sea demasiado costosa. De ser así, la junta directiva de Weinstein Co. tendría que decidir si baja el precio o se va a la bancarrota", dijo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario