Edición Impresa

Fuertes descuentos en autos importados para atenuar suba del dólar

• BONIFICACIONES DE HASTA 18% DEL VALOR DE UN 0 KM O HASTA U$S15.000
Para atraer clientes, algunas marcas también toman un tipo de cambio más bajo. Por ejemplo, a $22 cuando en el mercado ayer valía $25,57.

Pese a que los patentamientos de autos siguieron creciendo en mayo, la demanda no tiene ya la misma fuerza que a comienzos de año. Por estos días se percibe en las concesionarias una desaceleración en la actividad motivada por los mayores aumentos de precios que se están registrando a raíz de la suba de dólar. El mes pasado, los 0 km subieron en promedio un 9% y para junio las listas llegaron con un ajuste de entre 5% y 10%.

La forma que las automotrices utilizan para no perder clientes es ofrecer beneficios para los consumidores a través de bonificaciones puntuales. Esa fue la política que implementaron las terminales hace ya dos años y que nunca dejaron de llevar adelante, pese a algunos anuncios. Básicamente, esto involucra a las fábricas radicadas en el país que,aunque importen, expresan en general sus listas en pesos. Pero la suba del dólar desde comienzos de año y, en mayor medida, en las últimas semanas está golpeando a los representantes de marcas importadas que manejan listas con valores en moneda estadounidense. Al subir el tipo de cambio, sus modelos se encarecen en pesos y quedan descolocados. Es por eso que en junio algunos distribuidores están aplicando importantes incentivos.

Los descuentos pueden ser por montos concretos de entre u$s500 y u$s15.000 según los modelos. Está claro que en el caso de montos de bonificación elevados, los modelos sobre los que se aplican pueden rondar los u$s100.000 o más. Otros, directamente ofrecen rebajas de hasta 18% en su gama. También algunas marcas mantienen los precios en dólares, pero toman el tipo de cambio a menos del valor que cotiza en el mercado. Por ejemplo, el dólar cerró ayer a $25,57 y Volvo y Land Rover lo toman a $22. A los fines prácticos, esa política significa una rebaja de 14% sobre el precio de lista. A esto se suman incentivos adicionales que pueden hacer las concesionarias según sus necesidades de venta.

Lo que está claro es que el mercado se está sosteniendo por estos estímulos. "El mercado está más difícil. Hay días buenos, pero otros malos. Esto muestra la incertidumbre por el clima económico. El que tiene ahorros en dólares está más tranquilo porque puede hacer diferencia, pero el resto de la gente se asusta y deja de consumir", explicaron en una concesionaria de marca importada.

Todas estas bonificaciones repercuten en la rentabilidad de cada marca ya que al reducir el precio de venta, bajan también sus ganancias. Pero la competencia que hay en el mercado no admite otra estrategia si no se quiere perder participación en el mercado. En las marcas generalistas, se ve con más claridad esta situación. En casi todos los casos hay bonificaciones que representan hasta 15% el valor de un modelo. Esto genera malestar en las concesionarias ya que la guerra comercial de las terminales hace que trabajen, en muchos casos, con márgenes ínfimos.

Con este escenario, se estima que las ventas en el segundo semestre crecerán a menor ritmo, por lo que se complicará el objetivo de llegar a un millón de 0 km entregados como se estimó a comienzos de año (ver más información en suplemento Autos & Placeres).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario