Negocios

Furor por los bonos de gigante petrolero saudí: recaudó u$s 100.000 M

Crece la expectativa de los inversores por Saudi Aramco, a la espera de su salida a bolsa, aplazada hasta finales de 2020 o principios de 2021,

Saudi Aramco recibiría u$s 12.000 millones con su primera emisión de bonos internacionales tras conseguir una demanda que superó los u$s 100.000 millones, un récord para una emisión emergente y una muestra de confianza en el gigante petrolero, pese a las preocupación por la influencia del gobierno en la compañía.

La emisión de bonos de la estatal Aramco, dividida en vencimientos de entre tres y 30 años, se considera un indicio del posible interés de los inversores en una oferta pública inicial de acciones de la compañía saudita.

La demanda por el bono es la mayor en los mercados emergentes de deuda desde una por u$s 52.000 millones para una emisión de Qatar por u$s 12.000 millones del año pasado.

También supera el interés de u$s 67.000 millones para el debut en el mercado de renta fija de Arabia Saudita en 2016.

"Simplemente mirando las cifras, es un crédito fantástico", dijo Damien Buchet, ejecutivo de estrategias de retornos de renta fija en mercados emergentes de Finisterre Capital.

La emisión de Saudi Aramco ha generado interés de un amplio rango de inversores, ya que las vastas ganancias de la petrolera dejarían su calificación de deuda en la misma liga que grandes rivales independientes de la industria como Exxon Mobil y Shell.

Después de "ajustar" la guía de precios, Aramco vendió un tramo a tres años por u$s 1.000 millones a 55 puntos básicos (bps) sobre los bonos del Tesoro de Estados Unidos, otra a cinco años de u$s 2.000 millones con un diferencial de 75 puntos básicos.

El tramo de 10 años por u$s 3.000 millones superó en 105 pb a los papeles del Tesoro, el de 20 años por 3.000 millones en 140 pb y el de 30 años del mismo tamaño en 155 pb, según un documento del banco líder.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario