Política

Ganó Arcioni, pero pelea contra suma de voto peronista

En una jornada signada por una participación popular por debajo de lo esperado, el gobernador Mariano Arcioni se ubicó como el candidato más votado con el 31,84% de los sufragios -con 94% de las mesas escrutadas-, pero por sumatoria de votos el peronismo peleaba cabeza a cabeza con el oficialismo provincial en las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO) de Chubut, de cara a las elecciones generales del 9 de junio.

En medio de un lento recuento, el triple duelo intestino justicialista quedó para el intendente de Comodoro Rivadavia, el kirchnerista Carlos Linares, que se impuso con un 16,60% contra el 12,80% del exvice Gustavo Mac Karthy.

Arcioni -candidato de la fuerza provincial Chubut Al Frente- conseguía así un triunfo digno que, de todos modos, no le permite asegurarse la victoria en las próximas elecciones generales si se tiene en cuenta que todo el voto peronista unido sumaba anoche sólo menos de 1 punto por debajo del mandatario.

Pese a que se hablaba de una elección de tercios entre el provincialismo, Cambiemos y el PJ, el macrismo estuvo muy por debajo de lo imaginaban desde Nación. Gustavo Menna, de Cambia Chubut (que como en otros casos esquivó la marca Cambiemos) alcanzaba un magro 14,7%, que erosiona sus chances y que, además, encendió las alarmas en la Casa Rosada debido a otra mala elección en una provincia que tiene casi medio millón de electores, lo que marca que Cambiemos perdió más del 10% de los votos con respecto a la votación anterior.

La participación de la población, un porcentaje menor a lo habitual, suma una variedad de interrogantes para el 9 de junio. Primero, qué parte de estos resultados podrá mantenerse en la elección general de agregarse parte del porcentaje de ausentes; cómo jugará el peronismo (Linares y Mac Karthy se mostraron unidos durante toda la campaña); y de qué manera se acomodará Nación frente a una fuerte derrota electoral, teniendo en cuenta que, como suele marcar el peronismo, las diferencias con el provincialismo no son tantas.

Justamente, Arcioni y Menna se encontraron en la Escuela N°1 de Comodoro Rivadavia antes de las 11. Casualidad, o no, aprovecharon el momento para saludarse y desearse suerte. El candidato de Cambia Chubut aprovechó su momento en los medios para tirar un dardo para propios y ajenos. “Hemos recorrido la provincia desde que asumimos nuestro mandato, porque además hay que hacerlo, haya elecciones o no. Sobre todo en el interior, donde la gente reprocha que después los legisladores nacionales no vuelven, por lo que nosotros quisimos hacerlo durante todo el año”.

La jugada de adelantar y desdoblar las elecciones le salió bien en las PASO al gobernador, quien tras votar destacó “la importancia de poner por encima a la provincia”. “Los soberanos son las provincias, deben ser autónomas e independientes de las nacionales”, dijo.

Ahora deberá revalidar su porcentaje obtenido para continuar con el provincialismo en Chubut, luego de asumir en 2017 tras el fallecimiento de Mario Das Neves. Y para la ocasión no se guardó fuerzas, ya que sumó como vice al intendente de Puerto Madryn, Ricardo Sastre, donde se encuentra el 15% del padrón electoral. Tras los primeros resultados, Sastre aseguró que “el voto de Cambiemos es la muestra de las políticas nacional que impactan en todos los chubutenses”.

Otro de los datos más llamativos tiene que ver con casi el 10% de votos en blanco, nulos e impugnados que se registraron a nivel provincial. Un número que habrá que analizar en detalle para saber cuánto de desconocimiento o desencanto hay en ese escenario.

Además llamó la atención de gran cantidad de los electores que, una vez emitido el sufragio, recibieran inmediatamente un mensaje de texto consultando por cuál de los candidatos habían votado. Una práctica naturalizada que deja al descubierto el tráfico de información privada de cada habitante.

Desde la vereda peronista, Linares enfatizó anoche que “decían que el partido justicialista estaba desaparecido, y le han vuelto a errar”. “Nos ponían cuartos y ahora estamos ahí de la gobernación”, aseguró. Actual intendente de Comodoro Rivadavia, Linares fue viceintendente de la capital petrolera y vicepresidente de Huracán de Comodoro, club por el que tuvo que poner plata de su bolsillo (cerca de 250 mil pesos) para pagarle el sueldo a los jugadores.

Con Mac Karthy, el otro precandidato, tuvieron buen diálogo durante la campaña pero no lograron la unidad. La aparición en la lista de diputados provinciales de Carlos Eliceche (va tercero), dos veces intendente de Puerto Madryn, candidato a gobernador y exjefe de Gabinete de Martín Buzzi, significó el quiebre en el armado conjunto.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario