Edición Impresa

Gantz descartó una coalición con Netanyahu

Jerusalén - El líder de Azul y Blanco, Benny Gantz, ganador de las elecciones del martes, afirmó ayer que será él quien forme y dirija un gobierno de unidad en el país, poco después de que el primer ministro en funciones, Benjamín Netanyahu, que salió segundo, lo invitara públicamente a formar un Ejecutivo de coalición.

“Estoy interesado y tengo la intención de formar un gobierno de unidad, amplio y liberal bajo mi liderazgo”, señaló Gantz sin responder -o haciéndolo solo elípticamente- a la oferta del premier, mientras Moshe Yaalon, su socio en la alianza Azul y Blanco, mucho más tajante, advirtió que la formación centrista rechaza “entrar en una coalición dirigida por Netanyahu”.

Más temprano, Netanyahu, que enfrentaría posibles cargos de corrupción en las próximas semanas, había ofrecido a su rival electoral, la formación de un “amplio gobierno de unidad nacional”. “A mi pesar, los datos electorales muestran que el gabinete de coalición de derechas que defendí durante la campaña es imposible”, reconoció Netanyahu, cuya oferta a Azul y Blanco busca resucitar una fórmula de gran coalición rotativa que tiene precedentes en Israel.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario