Economía

Gas: van a definir en subastas el precio a pagar en el invierno

Se impone el criterio del libre juego de la oferta y la demanda, aunque el 80% de la producción se concentra en cuatro petroleras.

El Gobierno convocó a un concurso de precios que se realizará a mediados de febrero para que las distribuidoras compren a las petroleras el gas que distribuirán a los consumidores desde abril en adelante.

La iniciativa se fundamenta en que el mercado debe definir el precio y que éste quedará expresado en dólares, independientemente de las vicisitudes que puedan surgir con el tipo de cambio y con la capacidad de pago de los usuarios. Además si el precio del gas se define por el juego de la oferta y la demanda, no habría necesidad de discutirlo en audiencia pública.

El criterio oficial es que al haber excedentes de gas entre octubre y abril, el precio tenderá a la baja. Pero en la práctica para los cinco meses del período invernal el valor será muy alto porque se aproximará al de la importación, y todavía no se tomaron medidas para instrumentar la llamada tarifa plana por la cual todos los meses del año los usuarios pagarían una factura similar.

Según lo informado por la Secretaría de Energía -a cargo ahora de Gustavo Lopetegui-, hasta el 25 de este mes se abre una etapa de consulta sobre el concurso de precios, y éste se realizará a mediados de febrero. La compulsa se hará mediante subastas electrónicas en el Mercado Electrónico de Gas (MEGSA). Se las llama subastas inversas porque resulta adjudicado el vendedor que ofrece el precio más bajo.

Los productores y comercializadores de gas deben presentar ofertas de venta en condición firme (no interrumpible) para distintos plazos, que van desde tres meses hasta tres años. Las alternativas a ofrecer contemplan para un año precio plano, estacional y pico. El estacional puede ser invernal: 5 meses de mayo a septiembre, o estival: 7 meses octubre a abril, y el pico abarca el trimestre junio-agosto.

La expectativa oficial sobre una baja de precios se basa en que Cammesa obtuvo rebajas en los concursos para suministro de gas a generadoras eléctricas en setiembre y diciembre. Sin embargo, en esos casos las ofertas fueron por suministro interrumpible, sin obligación de entrega, lo que habría derivado en una distorsión de los valores ofertados.

En la comunicación de Energía se reconoce que “con posterioridad a la aprobación de los cuadros tarifarios correspondientes al período estacional octubre de 2018-marzo de 2019 las prestatarias del servicio de distribución y los productores de gas natural continúan en proceso de renegociación de las ofertas oportunamente celebradas y se vislumbra alguna dificultad en la concreción de contratos a término”. En otras palabras, no hay acuerdo en las negociaciones bilaterales, porque las distribuidoras temen no poder trasladar al público los precios que piden las petroleras.

Uno de los aspectos más controvertidos entre las partes es la fecha de pago y el tipo de cambio a considerar, porque las distribuidoras quieren pagar el gas cuando terminan de cobrarlo a los usuarios, lo que implica un período de tres meses, en los cuales puede ocurrir una devaluación imprevista como pasó en el invierno de este año ocasionando una diferencia entre lo percibido a los clientes en pesos y el monto adeudado en dólares a las petroleras.

En las bases del concurso publicadas ayer se salda esa diferencia a favor de las productoras: el precio se fija en dólares por millón de btu, se factura en pesos dentro de los cinco días posteriores a la fecha de entrega, y la factura vence a los 30 días.

Esto podría dar lugar a un pedido de las distribuidoras para trasladar a los usuarios el costo financiero que surge de pagar el gas a los 30 días cuando se lo va a cobrar a los usuarios a los 60 días.

Pero ése sería un problema menor. El mayor es que para el invierno es esperable un precio de alrededor de u$s 6 por millón de btu, cuando en este momento las tarifas incluyen un valor de u$s4.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario