Economía

General Motors mantiene suspendidos a 2.500 operarios por la crisis económica

Ocurre en la planta de producción que opera en la localidad de General Alvear. Desde la compañía informaron que ía medida estaba pautada desde hace más de un mes a raíz de un acuerdo con autoridades de SMATA. El parate es hasta el 23 de julio.

La empresa General Motors decidió extender por una semana más la parálisis de la planta de producción que opera en la localidad santafesina de General Alvear, por lo que unos 2.500 operarios continuarán suspendidos.

Si bien inicialmente estaba previsto que la planta de producción estuviera cerrada sólo entre el 15 de junio y el 15 de julio, ahora la compañía de capitales estadounidenses decidió que extenderá el parate hasta el lunes de la semana que viene, 23 de julio, consignó la agencia Noticias Argentinas.

Desde la empresa informaron a este medio que la medida se encuadra dentro del acuerdo al cual llegaron con las autoridades de SMATA en junio, el cual “se mantuvo sin modificaciones” por lo que remarcaron que la medida estaba pautada desde hace más de un mes.

Asimismo remarcaron que se encuentran “en diálogo permanente con las autoridades de SMATA” y que fue en ese contexto en el cual “se acordó que, desde el 18 de junio y hasta el 29 de julio, el Complejo Automotor de Alvear en Santa Fe realizaría una parada de producción con el fin de otorgar 15 días de vacaciones y los 30 días restantes ocuparlos para la adecuación de la línea de producción de Planta para avanzar en la continuidad del plan de inversión de GM por 300 millones de dólares, anunciada a fin de 2017”.

El secretario general del sindicato de mecánicos Smata de Rosario, Marcelo Barros, dijo en declaraciones a la prensa santafesina que la medida "es porque sigue la caída en la venta de autos cero kilómetro" e indicó: "Seguimos en desacuerdo con la decisión, pero no nos queda otra que acceder para evitar despidos".

Según informó NA, al notificar la novedad a los empleados, autoridades de GM indicaron que necesitan adelantar vacaciones de los operarios a la espera de la venta al menos una parte mínima del stock que acumula en sus playas y galpones.

Según el informe de patentamientos de junio emitido por la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), General Motors acumuló en junio una caída de ventas del -59,6% en el primer semestre y del 55,7% en los últimos doce meses.

La planta tiene unos 1.500 trabajadores directos y hay otros 1.000 que trabajan para la compañía de forma indirecta, por la tercerización de algunos servicios por ejemplo, por lo que hay 2.500 operarios que deben esperar en sus casas una semana más.

La decisión de continuar con el parate por una semana más fue tomada a pesar del plan de subsidios para la venta de autos nuevos que pusieron en marcha el Gobierno y la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), que durante junio y este mes inyectará un total de 1.000 millones de pesos del Estado al sector.

Al igual que el resto de las automotrices, golpeadas por una caída real de ventas del 50% anual, GM puso en marcha en noviembre del año pasado un plan de suspensiones rotativas que duró hasta abril de este año.

En mayo la firma volvió a operar casi con normalidad, pero ante la acumulación de stocks por la falta de ventas y a pesar de estar produciendo en un solo turno, en junio decidió parar completamente durante un mes, que ahora se extiende a casi 40 días.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario