Edición Impresa

Ghosn invitó 8 parejas a Río y la factura la pagó Renault-Nissan

Llevó a sus amigos al Carnaval brasileño en un viaje que costó u$s260.000. Por este tipo de gastos está siendo juzgado en Tokio acusado de fraude.

París. El exjefe de Renault-Nissan, Carlos Ghosn, y su esposa invitaron a ocho parejas de conocidos al Carnaval de Río el año pasado, un viaje que costó 260.000 dólares y que fue pagada por la empresa. El abogado de Ghosn defendió el viaje afirmando que las relaciones de amistad “no excluyen las relaciones de negocios”.

Según documentos consultados por AFP, Ghosn y su mujer invitaron a ocho parejas a un viaje a Brasil, en donde se hospedaron en un hotel de lujo, entre el 9 y el 14 de febrero de 2018, para asistir al famoso Carnaval Carioca.

Los Ghosn pidieron a los invitados que pagaran sus propios billetes de avión, pero la invitación especificaba que los equipos locales se encargarían del transporte, alojamiento y otros gastos.

“En nombre del Sr. y la Sra. Ghosn, tengo el placer de informarles que estarían encantados si aceptaran ser sus invitados al Carnaval de Río 2018”, según la invitación enviada por correo electrónico en diciembre de 2017.

“El vuelo correrá por su propia cuenta y nuestros equipos lo recibirán en el aeropuerto de Río”, añade el mail, agregando que los huéspedes se hospedarán en el Hotel Hilton en Copacabana, junto a la playa. El evento requirió costosas medidas de seguridad, incluyendo dos vehículos a prueba de balas que fueron puestos a disposición de los invitados.

La filial brasileña de Nissan envió posteriormente una factura de 257.872 dólares al holding Renault-Nissan, con sede en Holanda, que coordina las actividades de la alianza franco japonesa construida por Ghosn.

El ejecutivo franco-brasileño-libanés, de 64 años de edad, está preso en Japón desde el 19 de noviembre, acusado de fraude financiero. Ghosn denuncia que es víctima de “un complot y una traición” de los ejecutivos de Nissan opuestos a la integración del fabricante automotriz francés con sus aliados japoneses.

“Las relaciones amistosas no excluyen las relaciones de negocios, incluso pueden ayudarlas”, dijo a AFP el abogado de Ghosn, Jean-Yves Le Borgne, para justificar los gastos de su defendido. “¿Podemos concluir que hubo alguna forma de malversación de fondos en la alianza?”, agregó.

“Antes de indignarnos, deberíamos comprobar si realmente (los invitados) no estaban involucrados en ningún negocio con Renault-Nissan”, dijo Le Borgne, señalando que, por ejemplo, la oficina de correos libanesa “requería una gran flota de automóviles”.

Entre los invitados se encontraban Mario Saradar, presidente del banco libanés homónimo, del que Carlos Ghosn es miembro de la junta directiva y posee 5% de las acciones; el diputado libanés Misbah Ahdab, un rico promotor de bienes raíces estadounidense, Harry Macklowe, o el presidente de la empresa de correo de Líbano, Khalil Daoud.

Según publicó la revista francesa l’Express, que develó los detalles de la invitación, 16 personas se hospedaron en el Hotel Hilton de Copacabana en una suite “pagada por el constructor automotriz para cada una de las parejas”.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario