Deportes

Gimnasia se abraza a la ilusión a puro gol

El equipo que dirige Maradona goleó 4-0 a Newell´s en Rosario y todavía sueña con mantener la categoría. De esta manera, llega entonado al clásico del próximo sábado ante Estudiantes.

Gimnasia y Esgrima le hizo un "regalo" muy particular a su entrenador, Diego Maradona, que mañana cumplirá 59 años, al golear en Rosario a Newell's Old Boys, de gran campaña en esta Superliga, por 4 a 0, en el arranque de la undécima fecha del certamen.

Los goles visitantes fueron convertidos por el defensor local Santiago Gentiletti, en contra, en el final del primer tiempo, y por Maximiliano Caire, Horacio Tijanovich y Matías García, todos en los primeros 11 minutos del complemento.

El primer tiempo tuvo un desarrollo parejo, en el que Newell`s dispuso de mayor tiempo la pelota, pero sólo llegó a los 7 minutos con un cabezazo de Gentiletti bien salvado por el arquero Martín Arias.

Y Gimnasia, que intentó ejercer una presión alta y atacó cada vez que la recuperó, dispuso de una buena llegada a los 16, cuando Matías García le ganó al uruguayo Ángelo Gabrielli por la izquierda y su remate pasó cerca del ángulo derecho.

Hasta que a los 39 Nicolás Contín la recibió en el borde del área y pateó de derecha, la pelota rebotó en Gentiletti y entró junto al poste izquierdo del arquero Alan Aguerre, a quien descolocó.

El complemento ya fue otro partido, pero literalmente, porque en apenas 11 minutos Gimnasia exhibió una contundencia infrecuente y marcó otros tres goles con los que logró una goleada impensada y con pocos antecedentes.

Es que la última como visitante por 4 a 0 tuvo lugar hace 41 años, cuando el 15 de noviembre de 1978, por la cuarta fecha del campeonato Nacional de entonces, batió por ese marcador a Argentinos Juniors, que tenía justamente en su plantel a Maradona, aunque ese día estaba afectado al seleccionado juvenil.

Tres goles del bahiense Juan Carlos Nani, ex Boca, y el restante del sanjuanino Oscar Fornari, fallecido a los 69 años, sellaron aquella goleada en el hoy llamado estadio Diego Armando Maradona.

Y los tres tantos conseguidos en la segunda etapa en el Coloso Marcelo Bielsa para el equipo justamente dirigido por Maradona fueron obra de Caire, luego de que Contín -la figura de Gimnasia seguido por Tijanovich- atacó por la derecha y metió un pase en cortada hacia la solitaria entrada del lateral derecho, quien pisó el área y ajustició a Aguerre con un derechazo bajo al segundo palo.

Al minuto siguiente Matías García -otra figura visitante- le ganó la pelota tras el pique a Cristian Lema, gambeteó a Gentiletti y le pegó de derecha; Aguerre salvó a medias y el rebote le cayó servido a la solitaria entrada de Horacio Tijanovich, quien la cabeceó al arco vacío por el segundo palo.

Embed

Y a los 11, luego de que Tijanovich perdiera el gol en un contraataque salvado por el cierre de Bíttolo, Matías García pateó el córner con zurda desde la derecha, el propio Bíttolo le erró en el rechazo y la pelota entró en el primer palo, en un gol olímpico atípico por donde se lo mire.

Los restantes 35 minutos del partido fueron prescindibles, entre un Gimnasia que se defendió con orden y un Newell`s que no tuvo respuestas luego de la ráfaga goleadora visitante del comienzo del complemento.

Así, después de la fiesta por la vuelta de Diego al Parque Independencia, Gimnasia logró una goleada histórica en un partido "de seis puntos" por el promedio y Newell`s perdió, además, la gran chance de llegar a la punta de la tabla de posiciones. Y el que vivió la tarde perfecta fue Maradona.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario