Espectáculos

Ginger Baker, de Cream, fue uno de los genios de la batería

“Fresh Cream” primer álbum del trío formado por Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker fue una sensación instantánea en 1966. Uno de los motivos era el último track del disco, “Toad”, un instrumental de batería. Baker, el músico que revolucionó el uso de la batería en el rock, legendario tanto por su talento como por su comportamiento insoportable (fue dado por muerto al menos un par de veces durante sus años de mayor fama), el domingo falleció en un hospital del sur de Inglaterra. A pesar de su estilo de vida, peor que el de otros rockeros que murieron mucho mas jóvenes, Baker tenia 80 años y, hasta hace poco, todavía desafiaba su salud y tocaba con un combo de jazz, confesadamente más que nada por motivos económicos, algo incomprensible teniendo en cuenta que sólo con Cream vendió mas de 35 millones de discos.

Peter Edward Baker, su verdadero nombre, había nacido en Londres en 1939. Como joven baterista de la escena del jazz y la bohemia londinense, tocaba con el tecladista y gurú del blues inglés Graham Bond junto a músicos del calibre del guitarrista John McLaughlin y su futuro colega y enemigo, Jack Bruce. Uno de los momentos culminantes de la película “Joker” incluye uno de los clásicos de Cream, “White Room”. “Cream fue algo maravilloso, pero menos de dos años; luego empezó a ser una experiencia horrible”, contó el músico en el documental biográfico “Beware Of Mr. Baker”, donde aseguró que al final todo se reducía a una competencia por ver si los gigantescos parlantes Marshall de Clapton y Bruce lograban tapar sus parches y platillos. La banda se separó y Baker se convirtió en el primer baterista estrella al mando de su propia banda, “Ginger Baker’s Air Force”, que como todas sus bandas duró poco tiempo. Por ejemplo, el grupo Blind Faith que en 1970 lo volvió a reunir con Clapton junto a Stevie Winwood de Traffic, y el bajista Rick Gretch. En el documental mencionado, Baker confiesa que le costó dejar la heroína. “Hasta ahora la dejé unas 28 veces”. En ese film, “Cuidado con el Sr. Baker”, el baterista que volvió para una gira con Cream en el siglo XXI, fue nombrado miembro del Rock and Hall of Fame y ganó un Grammy por trayecto, aparece moliendo a golpes al temerario director del film.

Diego Curubeto

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario