Política

Giro de Ramos Padilla: llama a indagatoria a los exabogados de Fariña

El juez federal de Dolores los apartó como querellantes y los imputó. Deberán declarar la semana que viene.

En un giro de la causa, el juez federal de Dolores Alejo Ramos Padilla citó a declaración indagatoria a Giselle Robles y Franco Bindi exabogados de Leonardo Fariña por sospechar que también participaron de la orientación de sus declaraciones para involucrar a diversos funcionarios o exfuncionarios.

Se trata de un giro ya que el mismo magistrado había aceptado a Robles como querellante. “Se habrá de dejar sin efecto la aceptación de Giselle Robles como parte querellante ya que la ley procesal no admite la posibilidad de ejercicio de los roles contrapuestos en un mismo proceso por parte de un mismo sujeto”, dice la resolución del magistrado.

Además la relevó del juramento de decir verdad prestada al momento que realizó la declaración testimonial. Es que el lunes próximo a las 12 la letrada deberá declarar esta vez como imputada. Al día siguiente será el turno de su colega Franco Bindi, que deberá presentarse a las 10 de la mañana.

La semana pasada declaró ante el mismo juez Florencia Guijo la abogada que se sospecha fue contratada por la AFI para entrenar al imputado colaborador Fariña sobre sus declaraciones en causas judiciales. Según publicó Pagina 12, la letrada confirmó que el arrepentido ya había declarado en base a un guion elaborado por la Agencia Federal de Inteligencia, aún antes de que ella lo entrenara, pero sucedió que Fariña ni siquiera entendía mucho de lo que había dicho él mismo el 8 de abril de 2016.

La citación surgió tras la aparición televisiva de Florencia Guijo en el canal C5N, afirmando que había sido encargada de “coachear” al “arrepentido” en cuestiones ligadas a la obra pública para que pudiera ampliar su testimonio. El magistrado ordenó además un “amplio análisis” de los equipos telefónicos incautados al detenido falso abogado Marcelo D’Alessio para “determinar si existe algún registro de comunicación” con “el contacto agendado como ‘Patricia Bullrich S6’”.

Ramos Padilla había imputado a Guijo “el haber realizado un aporte necesario en la maniobra de espionaje político-judicial dirigido a orientar las declaraciones de Jorge Leonardo Fariña con el objetivo de involucrar a diversos funcionarios o exfuncionarios públicos en causas penales, y afectar de ese modo la situación institucional y política del país”, según la resolución.

Tras la declaración de Guijo y algunos allanamientos a su casa, el magistrado dispuso que Robles de Bindi, dejen de ser querellantes y los imputó. Deberán declarar en una semana.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario