Política

Gobierno apura agenda de desarrollo productivo con demora y en modo clandestino

Entre los proyectos anunciados -muchos, aún no cerrados- se presenta bajar de 35% a 22% el Impuesto a las Ganancias para las pequeñas empresas, suavizar la transición para los que pasan del Monotributo al régimen general y eliminar contribuciones patronales a nuevos empleos, entre otros.

El Gobierno se despertó tras la apabullante victoria kirchnerista en las PASO y presentó, bastante tarde, un esbozo de proyectos para el desarrollo y en medio de un más que complejo panorama económico. El ministro de Producción, Dante Sica, se reunió ayer en el Senado con un puñado de senadores macristas para deslizar iniciativas que más tarde presentó a la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME).

De manera clandestina, tal como adelantó ayer Ámbito Financiero, Sica organizó un convite a puertas cerradas en el Salón Gris de la Cámara alta junto a legisladores macristas como Federico Pinedo y Esteban Bullrich, entre otros, para repasar las principales medidas anunciadas por Mauricio Macri en los últimos días, como las leyes pyme 2.0; de Inversiones; y de Promoción del Empleo.

Según informó el Ministerio por la tarde, el objetivo del encuentro fue “consensuar” la presentación de los proyectos en cuestión frente al Congreso en los próximos días. Difícil tarea para el oficialismo, ya que ambas cámaras están en plena siesta de campaña electoral, y la oposición kirchnerista tiene bloqueados pilas de leyes empujadas -de manera tibia- por el Gobierno en los últimos meses.

Por la tarde, y ante la CAME, Sica dio precisiones sobre las iniciativas en cuestión: bajar de 35% a 22% el Impuesto a las Ganancias para las pequeñas empresas y micropymes; disminuir a la mitad los impuestos y suavizar la transición de las empresas que pasan del monotributo al régimen general; crear la Cuenta Única Tributaria que permitirá a las empresas pagarle a la AFIP con las deudas que la entidad tiene con ellas; dar más incentivos para que se invierta; y eliminar las contribuciones patronales a los nuevos empleos.

“Argentina es de los pocos países que no tienen un régimen tributario específico para las pymes. La ley pyme tiene como objetivo establecer un esquema distinto, progresivo y diferencial para el sector que les permita crecer”, aseguró Sica. Además, destacó que muchos de los ejes principales de los proyectos se venían trabajando con CAME y otras cámaras empresariales. “Tenemos que generar consenso para apoyar estas leyes porque estamos hablando de temas estructurales”, agregó el ministro.

Durante el primer semestre del año, Sica intentó -sin éxito- reactivar dos demorados debates para apaciguar la tensión que había en ese momento con gremios, y que nunca disminuyó: el blanqueo laboral y la posibilidad de crear la Agencia Nacional de Evaluación de Tecnologías de Salud (Agnet), que dirá qué procedimientos ingresarán al Programa Médico Obligatorio (PMO) para minimizar el boom de juicios a obras sociales, que pone en jaque el sistema sanitario.

Los funcionarios que acompañaron a Sica en las reuniones de ayer fueron el secretario de Emprendedores y pymes, Mariano Mayer; de Empleo, Fernando Premoli; de Comercio Interior, Ignacio Werner; de Transformación Productiva, Paula Szenkman; y el presidente ejecutivo de la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional, Juan Pablo Trípodi.

Desde la oposición y gremios acusaron en varias ocasiones al Gobierno de negociar proyectos y luego enviar textos modificados al Congreso que desactivaban los consensos iniciales. Después, con la campaña electoral y el abrazo kirchnerista de peronismo y sindicatos, la agenda legislativa ingresó en una cómoda siesta.

Ayer, los directivos de la CAME reiteraron el pedido de “tasas diferenciales; líneas de crédito productivas con tasas del 21%; Repro Pyme Express para empresas en crisis para sostener el empleo” y adelantar el cronograma de la aplicación plena de la Ley 27.430 que prevé aplicar cargas sociales diferencias por zona.

Por otra parte, los empresarios solicitaron “suspender el impuesto al cheque y eximir a las pymes del cobro de IVA e Ingresos Brutos en las boletas de luz, agua y gas”, además de la “suspensión del pago de anticipos” del Impuesto a las Ganancias.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario