Edición Impresa

Gobierno confirma política en seguridad de Bullrich

El Gobierno espera ahora la sanción de la ley contra barrabravas, después de la polémica que desató Patricia Bullrich con la puesta en vigencia de un reglamento que flexibiliza el uso de armas letales para las fuerzas federales de seguridad. Pero además, la ministra, que habló ayer tras la reunión del Gabinete nacional, también se refirió a la campaña electoral y apuntó méritos de su gestión.

La funcionarias dijo que si la Cámara de Diputados aprueba el proyecto de ley para lograr aumentar las penas “contra los hinchas violentos del fútbol” (ver pag. 11) será “un avance muy importante, inédito e histórico” en un tema que “siempre tuvo trabas”, aunque todavía faltará la sanción por la parte del Senado.

Bullrich volvió a defender el protocolo para uso de armas y dijo que “existe una gran confusión sobre la voz de alto”, ya que la norma especifica posibilidad en las cuales puede omitirse ese alerta.

“La regla es que la fuerza da la voz de alto y existe en el país hace 50 años y se construyó una novedad sobre una antigüedad”, consideró la funcionaria y remarcó que ese reglamento para las fuerzas de seguridad “está vigente en muchos países de América latina”.

Además, la ministro anticipó que durante 2018 “se logró el récord histórico de secuestro de estupefacientes y de marihuana, así como el desbaratamiento de bandas y un 77% más de operatividad”.

“Seguiremos trabajando por un país sin narcotráfico” y “donde la ley es el centro de nuestro dispositivo legal”, sostuvo Bullrich.

En otro sentido se refirió a que la seguridad no es un tema de campaña, diciendo que “las elecciones están lejos” y el trabajo en la cartera “es de 24 horas”.

La funcionaria consideró que en algunos sectores “lo que molesta es el cambio”, y criticó que se piense que el embate contra los delincuentes “está en el marco de las elecciones”.

“Si alguien piensa que a un año de las elecciones podemos dejar de atender la seguridad de la gente, estaríamos cambiando las prioridades importantes”, resaltó Bullrich en sus declaraciones en Casa Rosada y aclaró que “de ninguna manera” se dejarán de tomar medidas contra la inseguridad y que “para nosotros lo más importante es la seguridad de la gente”. “Las elecciones están lejos y no se va a parar ni siquiera el día de las elecciones”, finalizó.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario