Edición Impresa

Gobierno oxigena (de apuro) Casación: prueba de fuego hoy

• AYER ASUMIERON TRES NUEVOS CAMARISTAS QUE COMPLETAN VACANTES; MAHIQUES OPTÓ POR NO JURAR
Jueces Petrone, Barroetaveña y Yacobucci ya integran máximo tribunal penal y delinean un nuevo escenario dentro de Comodoro Py. “Caso Bertuzzi” y su eventual traslado, primer desafío con interna.

Se completó ayer la integración de la Cámara Federal de Casación Penal con la jura de tres nuevos miembros que oxigenarán el máximo Tribunal Penal del país tras un demorado concurso. La súbita inclusión, ayer mismo, del decreto presidencial con el nombramiento de Guillermo Yacobucci en esa instancia se acopló a la jura prevista para las 13, de Daniel Petrone y Diego Barroetaveña, ambos con destino en la Sala I del primer piso de Comodoro Py 2002. Eran las vacantes arrastradas desde hace una década en las que también se anotó Carlos Mahiques, trasladado por el Consejo de la Magistratura de manera permanente en mayo del año pasado. Sorpresivamente, para los usos y costumbres judiciales, el exministro de María Eugenia Vidal no prestó juramento, pese a que su designación fue muy discutida por no haber traspasado un concurso y haber obtenido recién su aval del Senado a fines de junio, tras una reñida discusión.

Sobre Petrone, Barroetaveña y Yacobucci no hubo discusión, dado que también sortearon con éxito las previsiones del Decreto 222 que dio lugar a adhesiones e impugnaciones para los nombramientos. Los tres atravesaron un concurso que presidió el juez Alejandro Slokar en 2014 que fue "pisado" por el kirchnerismo ensimismado en cuestiones coyunturales. Optaron por incluir en Casación a conjueces que terminaron por ser volteados por la Corte Suprema en 2015. Salvo Petrone (que iba segundo, debajo del juez Pablo Daniel Vega), Yacobucci y Barroetaveña encabezaban sus respectivas ternas. La cuarta -que había sido elevada por el Ministerio de Justicia- incluía al secretario general de la Casación Federal, Javier Carbajo, que sonaba como delfín de Daniel "Tano" Angelici para escalar a ese sitial. La consolidación del "pase" de Mahiques obturó su eventual llegada, pero no cerró el camino para que ese sector dentro de la Justicia tenga representación y la presidencia de una de las salas. Queda una quinta vacante (el que es presidente del cuerpo no ocupaba Sala, pero hasta ahora ha quedado congelada).

Barroetaveña fue uno de los jueces que participó del juicio por el asesinato de Mariano Ferreyra y que derivó en la condena al sindicalista José Pedraza por parte del Tribunal Oral en lo Criminal N° 21. Además, cuando revistaba en los tribunales de San Isidro participó de la primera etapa de la investigación por la muerte de María Marta García Belsunce, anulando gran parte de lo actuado por el entonces fiscal Diego Molina Pico. Petrone, exjuez del fuero penal económico, desembarcó tras su paso por el Tribunal Oral Federal N° 2 de San Martín. Yacobucci -una figurita repetida para los puestos de relevancia- regresó a la Casación luego de haber tenido un paso también por su análoga bonaerense. Es uno de los miembros de la comisión que redactó el anteproyecto de Código Penal que presidió su ahora compañero Mariano Borinsky.

El nuevo escenario que enfrenta Casación con las inclusiones de los tres/cuatro jueces obligará a redefinir funciones con especial foco en la agilización de los juicios orales. Todos los tribunales orales federales dependen de este tribunal clave, que además tiene potestad para revisar las condenas que dictan, sumado a intervenir en casi todas las causas relacionadas con corrupción que se tramitan en Retiro. Como anticipó Ámbito Financiero, la primera prueba de fuego será hoy a las 10 en una reunión de Superintendencia: deberán reunirse para opinar sobre el traslado de Pablo Bertuzzi a la Cámara Federal, por lo que deberá abandonar el Tribunal Oral Federal N° 4. Además de reconocerles idoneidad a los recién llegados, en los pasillos los consideran "rara avis" para las habituales designaciones que han marcado la gestión de Cambiemos. Varios de ellos abrevan en la poderosa y tradicional Asociación de Magistrados, adonde ayer se trasladaron los festejos por la jura, que tuvo participación de políticos y magistrados.

"No interesa tanto el pasado como el futuro", aventuró un juez sobre la nueva fisonomía de Casación y la posible lectura política del reacomodamiento de las piezas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario