Edición Impresa

Gobierno de Vidal cuestionó grilla de paros “políticos”

El ministro de Trabajo bonaerense, Marcelo Villegas, apuntó también a las centrales sindicales y vinculó fechas de protestas con el inicio del Mundial.

El Gobierno de María Eugenia Vidal cuestionó ayer el diagrama de medidas de fuerza de esta semana en tierra bonaerense, que incluye un doble paro docente desde hoy (uno por la adhesión a la huelga de las dos CTA y, mañana, otro de corte provincial) y el parate de los trabajadores de la Salud.

"Hay un sector del sindicalismo que ha sido coherente en obstaculizar y poner palos en la rueda", disparó el ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, además de remarcar que se trata de "medidas más de carácter político que de naturaleza gremial".

Villegas además castigó las embestidas de las centrales sindicales a nivel nacional (hoy de las CTA, y el lunes 25 de la CGT). "No puedo dejar de mencionar que hacer un paro jueves y viernes cuando empieza el Mundial, y lo de la CGT de hacer un paro el día que juega la Selección Argentina, nos tiene que llamar la atención", advirtió.

"Nosotros estamos trabajando para que las escuelas estén abiertas, como hemos hecho en cada situación de esta naturaleza, de forma de garantizarle a los chicos la posibilidad de ir a la escuela, de que los comedores estén abiertos y puedan ser recibidos", resaltó, en el marco de un Gobierno que volverá a descontar los días no trabajados, una medida que erosiona el poder de convocatoria de los gremios.

En sintonía, el ministro de Asuntos Públicos, Federico Suárez, también desplegó críticas, con epicentro en el Frente de Unidad Docente Bonaerense (FUDB), que integran Suteba, Feb, Sadop, Udocba y Amet.

"Tenemos que alejar el interés político de la discusión por la educación", instó, y destacó que "siempre hemos dicho que estamos abiertos al diálogo y venimos dialogando, pero evidentemente cuando hay una decisión de paro tomada, como en los últimos meses, no vamos a dialogar".

En medio del malestar por la falta de una nueva convocatoria a paritaria en medio de un conflicto salarial que aún sigue abierto, la coalición de maestros lanzó un paro provincial para mañana, que se sumará a la adhesión hoy a la huelga de las dos CTA y los camioneros (en este caso, bajo el paraguas de Ctera, y que repercutirá también en otras provincias).

Tras la última devaluación, los gremios docentes exigen subas por encima del 27% y con cláusula gatillo. El último encuentro fue en abril, cuando rechazaron una suba semestral del 10%, con revisión en julio. Con la mirada puesta en que los maestros "no pierdan el poder adquisitivo, el Ejecutivo ya pagó tres anticipos a cuenta de paritarias, que representan una suba del 10%.

En tanto, los médicos de la provincia nucleados en la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (Cicop) activaron ayer un paro de 48 horas, que concluirá hoy, en reclamo de un aumento salarial.

Ayer Villegas apuntó también contra la Cicop, al tildar de "paradigmática" la situación del gremio y su "alineamiento ideológico y político" porque "igual van a paro" pese a haber sido citados para un encuentro paritario hoy.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario