Información General

Golpe a la pornografía infantil: desbaratan megared con rastreo de bitcoins

Más de 300 personas fueron detenidas en el marco de un operativo internacional acusadas de intercambiar material de pedofilia en la "Dark Web".

Al menos 338 personas fueron detenidas en una operación internacional contra la pornografía infantil en internet, utilizando el rastreo de la criptomoneda bitcoin, relacionadas con el sitio web clausurado Welcome To Video, acusadas de integrar la mayor red a nivel mundial de intercambio de este tipo de pornografía en la "Dark Web".

El comunicado del Departamento de Justicia de los EEUU indicó que en el operativo fueron rescatadas 23 víctimas menores de edad y fueron arrestados usuarios de internet en varias partes de los Estados Unidos, así como en España, Brasil, Corea del Sur, el Reino Unido, Alemania, Arabia Saudita, Canadá, Irlanda y Australia, entre otros

"Los sitios de 'darknet' (web oscura) que se benefician de la explotación sexual de menores están entre las formas más infames y reprobables de comportamiento criminal", dijo el fiscal general adjunto Brian A. Benczkowski.

La red funcionaba a través de transacciones en criptomoneda bitcoin, que fueron rastreadas por los investigadores con el fin de determinar dónde estaba el servidor "darknet" y su administrador, que estaba ubicados en Corea del Sur, informó EFE.

El autor de la web clausurada es un ciudadano surcoreano de 23 años, Jong Woo Son, y las otras 338 personas fueron identificadas, a pesar del anonimato que proporciona la Dark Web o Internet Oscura, gracias a la trazabilidad de la criptomoneda bitcoin, que la red utilizaba en sus transacciones.

Gracias al uso de técnicas avanzadas de trazabilidad basadas en las cadenas de bloques que se generan con las transacciones de criptomonedas, la investigación del departamento criminal del Servicio de Impuestos Internos (IRS-CI) de los Estados Unidos fue capaz de localizar el servidor Darknet empleado por la red pornográfica, ubicado en Corea.

La redada resultó en el decomiso de unos 8 terabytes de vIdeos pornográficos con menores, que, según el Departamento de Justicia, es una de las principales incautaciones de este tipo.

Las imágenes, que son analizadas actualmente por las autoridades, contenían más de 250.000 vídeos, y el 45 por ciento de ellos con imágenes nuevas que no habían sido detectadas hasta el momento.

La investigación -señala DPA- busca también recuperar los fondos ilícitos obtenidos en criptomonedas por 24 usuarios de la web procedentes de cinco países distintos para restituirlos a las víctimas de los delitos de explotación infantil.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario