Ambito Nacional

Golpe legislativo: peronismo amplía ventaja en Diputados e iguala Senado

De repetirse los números de octubre, el macrismo cedería la gran mayoría con la que cuenta hoy en la Cámara alta. En la Cámara baja el saldo podría ser aún más desalentador.

La derrota de Juntos por el Cambio a nivel provincial no sólo impactó en los cargos ejecutivos sino que también tomó forma en el ambiente legislativo. De repetirse los mismos números en octubre, el macrismo cedería la gran mayoría con la que cuenta en la actualidad en el Senado y quedaría igualado en 23 ediles por bando. En la cámara baja el resultado sería aún más desalentador: 39 diputados propios frente a 53 de la oposición, 50 por el Frente de Todos, dos de Consenso Federal y uno de la izquierda.

Las PASO arrojaron grandes números para el peronismo unido. La primera sección se convertiría en el principal afluente de cara a la cámara de diputados de diciembre. El Frente de Todos se impuso con el 48 por ciento de los votos ante el 31 de Juntos por el Cambio. En lo concreto, de consolidarse el número la primera aportaría 10 diputados para un bloque y 5 para el otro.

El otro gran empujón llegaría de la cuarta sección, dónde el peronismo alcanzaría los 9 diputados contra tres del macrismo y dos que sumaría Consenso Federal, gracias al aporte de Chivilcoy. En la quinta y la séptima no habría grandes diferencias pese a que el oficialismo se impuso en ambas por una diferencia menor a los cinco puntos.

De esta manera, Juntos por el Cambio renovaría 17 de las 22 bancas que ponía en juego mientras que el Frente de Todos ganaría cuatro. La sorpresa la da Consenso que pasaría de uno a dos asientos propios. Malena Galmarini y el intendente del partido de La Costa, Juan Pablo de Jesús, serían algunas de las caras nuevas más fuertes del peronismo. Alex Campbell y Maximiliano Abad sumarían para el macrismo mientras que el diputado nacional Daniel Lipovetzky conseguiría su ingreso por la séptima.

Para el Senado, el panorama no varía en comparación a Diputados. Gracias al aporte de la tercera, el Frente de Todos sumaría seis senadores, la misma cantidad que perdería Juntos por el Cambio. El número necesario para quedar empatados en 23 por bloque.

En la sección más populosa de la Provincia, el peronismo contribuiría con cinco senadores mientras que el macrismo sólo aportaría tres. La diferencia en lo concreto fue de 55 a 24 por ciento, un millón de votos. En la segunda, donde Cambiemos se había impuesto por 39 a 35 en 2015, se dieron vuelta los números y la victoria del Frente de Todos fue de 43 (3 senadores) a 36 (2).

Si hubo una sorpresa fue la sexta. Allí la diferencia a favor del oficialismo fue de 8 puntos, mucho menor a lo conseguido en 2015 cuando había alcanzado una brecha superior al 14 por ciento. El reparto de bancas quedaría en tres por lado. Claro que en La Plata también se daría un batacazo. De pasar a ganar los tres escaños en juego, el macrismo sólo revalidaría uno y perdería dos.

Pese a que todavía basta saber cómo serán los resultados de octubre, Cambiemos apuesta a no ceder más espacio para, de esa forma, y en caso de confirmarse la derrota electoral en el ejecutivo, la legislatura se convierta en su principal trinchera.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora