Espectáculos

Grabaciones

Irresistible Rhye

El soul del siglo XXI implica que un canadiense producido en un estudio holandés pueda sonar genuino. Pero la gran cualidad de “Spirit”, a diferencia de los distintos trabajos anteriores de la banda liderada por Mike Milosh, es la idea de darle un énfasis especial a lo instrumental: “Spirit” es uno de esos discos que logran algo tan difícil como contar un argumento sin apelar a letras pretenciosas ni conceptos reconocibles. Los tracks cantados se intercalan de modo espontáneo con los pasajes instrumentales, que incluyen arreglos imaginativos –algunos a cargo del ganador del Grammy, Dan Wilson, colaborador de Adele y Taylor Swift. Más allá de la excelente voz de Milosh, lo que hace que “Spirit” supere a trabajos previos como “Woman” y “Blood” es la música en sí misma, que combina tonos electrónicos con vientos y cuerdas, pero siempre empezando y culminando en las teclas del piano y los sonidos clásicos del soul y blues que los inspira.Diego Curubeto

=“Spirit”, Rhye. LV 60099.

Beyoncé leonina

Habiendo dos películas “El rey león”, los soundtracks se multiplican. El disco con la banda sonora de la nueva remake es también un remix de los viejos temas a cargo de Tim Rice y Elton John, con el aporte del nuevo elenco vocal, que incluye a Beyoncé. Sin embargo, el disco al que hay que prestarle atención es este soundtrack paralelo a cargo de la cantante, “The Gift”, pensado un poco a modo del que fue el de temas inspirados en “Black Panther” de Marvel, de Kendrick Lamar. Sin llegar a alcanzar un estilo tan genuino, “The Gift” es uno de esos discos que casi mejoran la película; Beyoncé apela al talento involucrado en el film –con gemas como los diálogos del venerable James Earl Jones- y lanza todo tipo de temas soul y rythmn & blues contemporáneos con algunos aciertos formidables. Hay una hora de música extraordinaria, con momentos culminantes que por supuesto incluyen a su marido Jay Z y su hija Ivy.D.C.

=“The Lion King: The Gift”, Beyoncé. Parkwood Entertainment, 886447866329.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario