Espectáculos

"Green book" y "Bohemian Rhapsody", grandes ganadoras

Fueron distinguidos los films de Peter Farrelly y Bryan Singer, y por su actuación premiaron a Glenn Close ("La esposa") y Christian Bale ("Vice").

La comedia dramática “Green Book”, en la categoría de mejor comedia o musical, y la biopic “Bohemian Rhapsody: la historia de Freedie Mercury”, en drama; triunfaron en la 76 edición de los Globo de Oro que entrega la Asociación de la Prensa Extranjera de Hollywood.

Aunque no son vistos como un termómetro de lo que deparan los Óscar porque no vota la industria del cine sino los miembros de la Asociación mencionada, los Globos de Oro son considerados de alto perfil.

“Green Book”, de Peter Farrelly y “Bohemian Rhapsody”, de Bryan Singer, se alzaron con tres y dos premios respectivamente. La película de Farrelly, quien dirigió junto con su hermano Bobby comedias como “Tonto y Retonto” (1994) y “Loco por Mary” (1998), había sido señalada como fuera de género pese a la experiencia en la comedia de su realizador. La trama de “Green Book”, sobre el viaje en 1962 del famoso pianista afroamericano Don “Doc” Shirley y su “patovica” y chofer neoyorquino Tony Vallelonga hacia los estados sureños de Estados Unidos, constituía para muchos más un drama, aunque ganó en el rubro “comedia musical”. Las incongruencias no sólo las comete la criolla APTRA.

El film sobre Freddie Mercury, que contaba con la bendición de sus excompañeros Brian May y Roger Taylor, sorprendió al vencer a “Nace una estrella”, que llegaba con cinco nominaciones y apenas se llevó el premio a mejor canción para “Shallow”, de Lady Gaga y Mark Ronson. “Bohemian” brilla especialmente por su banda sonora, que no es otra que la de la banda de rock británica Queen, y por la performance de Rami Malek en el papel de Mercury. Malek, quien había sido nominado ya dos veces al Globo de Oro pero por su protagónico en la serie dramática “Mr. Robot”, no había sido la primera opción para el proyecto, que llevaba desde 2010 en preproducción. La película tuvo graves inconvenientes cuando su director Bryan Singer, acusado de abusar de un menor y con serios problemas personales, fue despedido y Dexter Fletcher tuvo que tomar su lugar para terminar el rodaje.

A pesar de que finalmente el director de “Los sospechosos de siempre” había conseguido que en los créditos lo reconocieran como el único director de la película, Singer no acudió a la gala ni su presencia sobrevoló el momento del galardón a Mejor Película. Ninguno de los productores quiso acordarse de él en sus discursos.

Donde no hubo sorpresa fue en el triunfo de “Roma” como mejor película de habla no inglesa, que incluso le reportó al mexicano Alfonso Cuarón el galardón para el mejor director.

Otros ganadores destacados fueron Olivia Colman (actriz de comedia, “La favorita”) y Glenn Close (actriz dramática, “La esposa”).

Si el año pasado el punto focal de los Globos de Oro, como de las otras ceremonias de premiación -Oscar incluido- fueron los derechos de las mujeres, esta vez la inclusión racial fue el tema social más escuchado en la velada.

La diversidad ganó cuando los premios fueron para la misma Sandra Oh por la serie televisiva “Killing Eve”, y Mahershala Ali, por “Green Book”. Regina King, premiada como mejor actriz de reparto por “El blues de Beale Street”, dio uno de los pocos discursos de contenido político de la noche, prometiendo producir en los próximos dos años sólo proyectos con un 50% de mujeres empleadas en el elenco y la producción.

Peter Farrelly también se refirió a la cuestión: “Los raciales son temas todavía hoy presentes en nuestra sociedad, por eso ciertas historias todavía son tan importantes”.

Pero el discurso más sorprendente fue el de Christian Bale:

“Gracias Satanás por haberme dado la inspiración para interpretar este papel”, dijo el actor, que con su habilidad y una dieta hipercalórica que le hizo aumentar 30 kilos se transformó completamente física pero también psicológicamente para encarnar la controvertida figura de Dick Cheney, poderoso vicepresidente de George W. Bush.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario