Política

Gremialista envenenado con radiación teme nuevo ataque: "Pueden volver a intentarlo"

Damián Straschenco, el sindicalista que sufrió un envenenamiento con material radiactivo puesto en una botella de agua que tenía dentro de la oficina del sindicato en las instalaciones de la compañía en Zárate, se mostró preocupado por un posible nuevo intento. "Mi preocupación es que sea por algo personal porque si falló, pueden volver a intentarlo", dijo en diálogo con "Mañana Sylvestre", por Radio 10.

Straschenco, secretario adjunto del gremio de Luz y Fuerza de Zárate y trabajador de Atucha, ya radicó la denuncia y la causa fue caratulada como "intento de homicidio".

"Estoy físicamente bien pero asumiendo esta triste realidad que me toca", aseguró al explicar su estado actual de salud. En cuanto a lo legal, sostuvo que "empezó a actuar la Justicia y yo sigo haciendo estudios para determinar la cantidad de radiación".

El sindicalista reiteró que se trató de algo "hecho adrede", explicó que la botella "no me podría haber matado por la cantidad, pero sí dejar daños a nivel celular, ADN y cromosomas". Al mismo tiempo, detalló que "el agua pesada es una forma de agua que contiene una cantidad más grande de lo normal de deuterio".

Straschenco no tiene sospechas acerca de la autoría del atentado. La planta donde se dio el envenenamiento tiene 1.600 trabajadores, afiliados en cuatro sindicatos diferentes, entre los que se encuentra Luz y Fuerza de Zárate, al que están pertenecen 350 operarios.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario