Edición Impresa

Grupo de ONU aceptó visitar país y elevó la presión por Sala

Nueva advertencia internacional por la detención desde enero de la dirigente kirchnerista.

El Grupo de Trabajo sobre la Detención Arbitraria de la ONU aceptó la invitación del Gobierno de Mauricio Macri para visitar el país, en respuesta a su pedido de excarcelación inmediata de la diputada del Parlasur Milagro Sala, aunque advirtió que "la única respuesta satisfactoria es la liberación" de la dirigente kirchnerista.

Pero el desembarco se concretaría recién en mayo de 2017, según trascendió de manera extraoficial.

"El Gobierno invitó al Grupo pero eso no puede constituir una respuesta a (nuestra) decisión; la única respuesta satisfactoria es la liberación", enfatizó el presidente del órgano, Roland Adjovi.

"El Gobierno federal tiene obligaciones en ese sentido en el plano internacional: la naturaleza federal de Argentina no puede ser una excusa escapatoria a sus obligaciones", argumentó, tras la invitación cursada por la Cancillería.

La líder de la Tupac Amaru fue detenida el 16 de enero por presunta sedición, ante un acampe frente a la Casa de Gobierno jujeña que arrancó en diciembre y duró 51 días. Trece días después un juez provincial ordenó su excarcelación, pero permaneció detenida preventivamente por otra causa en la que se le imputan presunta defraudación a la administración pública, y extorsión en la construcción de viviendas sociales.

"En principio sería una visita de seguimiento, pero como hace mucho que la primera visita tuvo lugar (fue en 2003), una visita completa sería lo más apropiado; la cuestión será resuelta una vez convenida la fecha", agregó Adjovi, además de remarcar que "no puede haber visita exclusivamente ligada al caso Milagro Sala".

El Grupo está integrado por cinco expertos independientes, uno por cada región del planeta.

Su pedido el 3 de noviembre de una liberación urgente de Sala, cuya detención preventiva fue tildada de "arbitraria", fue apoyado, entre otros, por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y por el secretario general de la OEA, Luis Almagro.

En tanto, María Elena Naddeo, integrante del Comité por la Libertad de Milagro Sala, aseguró ayer que llevarán el reclamo por la liberación a Estados Unidos, Francia, España, Canadá, Italia, Alemania, Brasil, Colombia, Venezuela y Perú, además de recorrer embajadas de otros países en Argentina.

En tanto, ayer, el ministro de Gobierno y Justicia jujeño, Agustín Perassi, consideró como "expresiones de tipo político" el planteo de la CIDH. "Debe expresarse a través de una resolución y no por declaraciones públicas que no tienen real contenido jurídico", aseguró el funcionario del gobernador radical Gerardo Morales.

En este marco, el líder del Frente Renovador, Sergio Massa, afirmó que la situación de Sala debe ser resuelta por "la Justicia" jujeña, y que desde que está presa, en Jujuy "se respira libertad".

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario