Mundo

Guedes anunció que Brasil irá hacia la jubilación privada y desató euforia en el mercado

La Bolsa subió 1,72% hasta un nuevo récord. Aún no hay detalles sobre cómo será el empalme entre los regímenes de reparto y de capitalización, que puede provocar un desajuste en lo inmediato. El nuevo sistema se aplicaría inicialmente para los trabajadores de mayores ingresos.

Brasilia - El ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, anunció que el Gobierno de Jair Bolsonaro incluirá la creación de un régimen de capitalización individual en el proyecto que enviará al Congreso para reformar el sistema de pensiones. La noticia provocó euforia en el mercado financiero de San Pablo.

En medio de un clima internacional positivo, las noticias locales llevaron a la Bolsa a operar en niveles récord. El índice de referencia Ibovespa finalizó la rueda con un alza de 1,72% a 93.613 puntos, un nuevo récord nominal. En tanto, En tanto, el dólar cayó a 3,68 reales, su menor nivel desde el 26 de octubre.

“Creo que un sistema de capitalización, como estamos diseñándolo, es algo bastante más robusto. Es más difícil, el costo de la transición es alto, pero estamos trabajando para las futuras generaciones”, anunció Guedes, al aludir a un sistema como el que rige en Chile y como el que aplicó la Argentina entre 1994 y 2008.

El superministro brasileño afirmó que el objetivo del Gobierno es “salvar” el actual sistema y “al mismo tiempo crear un nuevo régimen de pensiones para las futuras generaciones”.

No se dieron detalles sobre cómo será el empalme entre el sistema actual de reparto y el futuro de capitalización. Con todo, el diario Valor Econômico afirmó que el nuevo régimen regirá en principio para los sectores de mayores ingresos, lo que reducirá el costo de migración entre ambos sistemas.

Guedes ya había sugerido su intención de avanzar hacia un régimen de capitalización individual como el chileno, en el que cada trabajador financia su propia jubilación a lo largo de años de cotización. No obstante, en aquella ocasión también indicó que para facilitar la transición entre un modelo y otro había que cambiar, en principio, el actual sistema.

“Nuestro objetivo es que no sea necesario hablar sobre la reforma de las jubilaciones por los próximos veinte años”, expresó al respecto el ministro de la Casa Civil (jefe de gabinete), Onyx Lorenzoni.

El proyecto para la creación del nuevo sistema será sometido al Congreso el mes que viene. Según Lorenzoni, impulsará el ahorros interno y estimulará el crecimiento hasta al menos un 3% anual.

El Gobierno está decidido a enviar una propuesta completa al Congreso en lugar de reformas parciales, con el propósito de garantizar que los beneficios duren más tiempo, sostuvo el funcionario.

“Arreglaremos este barco que se hunde llamado sistema de pensiones, el cual tiene un agujero en la cubierta”, dijo.

El mercado financiero, las patronales y diversos organismos internacionales consideran fundamental la aprobación de dicha reforma para equilibrar las cuentas públicas y ayudar a revertir el abultado déficit fiscal del país. Esa es la garantía, a su vez, de que Brasil podrá hacer frente a su abultado endeudamiento.

El expresidente Michel Temer intentó sin éxito durante su mandato la aprobación de una reforma jubilatoria, pero su proyecto quedó paralizado en el Congreso por falta de apoyo.

En la actualidad, la ley permite a las mujeres jubilarse con 30 años de aportes y a los hombres con 35, sin que exista límite de edad para ello, por lo que hay casos en los que personas con apenas 50 años ya pueden percibir esa prestación.

Con todo, el modelo chileno también está sujeto a críticas. En ese país, las jubilaciones son hoy manejadas por seis poderosas administradoras de fondos de pensión (AFP), que tienen casi 200.000 millones de dólares en activos. Estas pensiones a menudo no logran cumplir con las expectativas, lo que ha provocado masivas protestas en los últimos años en el país austral.

Asimismo, los trabajadores informales se ven impedidos de cotizar, por lo que la cobertura del sistema resulta insatisfactoria.

En el último tiempo se han visto en ese país fuertes protestas contra el sistema, que también fue abandonado por la Argentina.

Agencias Télam, Reuters y AFP,

y Ámbito Financiero

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario