Negocios

Hacker adolescente gana u$s 100.000 al año trabajando 20 horas por semana

Sam Curry se dedica al mundo cibernético "desde que tenía 11 o 12 años". "Siempre estuve obsesionado con las computadoras", recordó.

¿Se puede ganar u$s 100.000 al año trabajando solamente 20 horas por semana? Sí, pero hay que tener los conocimientos suficientes como para convertirse en un renombrado hacker.

Así es la vida de Sam Curry, quien vive en la ciudad estadounidense de Nebraska y se dedica al mundo cibernético “desde que tenía 11 o 12 años", según contó a la BBC Mundo.

"Siempre estuve obsesionado con las computadoras", recordó. Ahora, a los 18 años, "en los últimos 12 meses he ganado alrededor de u$s 100.000 trabajando unas 20 horas a la semana. Es muy emocionante".

"Al principio, mis padres estaban muy en contra. Veían que pasaba en mi habitación 12 o 15 horas al día. Nunca salía. Pero luego recibí un cheque... y tomaron un enfoque diferente", relató.

El hecho de que hackear sea rentable económicamente es absolutamente genial"

Curry, sostiene el medio, es lo que se conoce como un "hacker ético" o "de sombrero blanco". Es decir que las empresas le pagan para que encuentre y arregle fallas en sus sitios web y sistemas de seguridad.

Esta industria genera miles de millones cada año y opera en todo el mundo, y los expertos son contratados por gigantes tecnológicos como Facebook, Twitter, Yahoo, Google o Apple, quienes necesitan mejorar su seguridad cibernética.

En 2017, los principales hackers acumularon cuantiosas sumas y en India, por ejemplo, ganaron hasta 16 veces más que el salario promedio de un ingeniero de software, según datos de la compañía de seguridad informática HackerOne.

"Hay tanto dinero en juego que uno esperaría que sea un entorno duro y agresivo, en el que todos compiten entre sí para obtener esas recompensas", dijo el joven. "Pero, en realidad, todos trabajamos en equipo y nos apasiona mucho lo que hacemos".

"El hecho de que hackear sea rentable económicamente es absolutamente genial", concluyó.

Algunos de estos hackers "de sombrero blanco" se dedicaban antes a atacar a las empresas. Eran hackers "de sombrero negro", que causan ciberataques para grupos como Anonymous o Lizard Squad.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario