Edición Impresa

Hollywood: todo lo sólido se desvanece en el aire

"Men in Black: International", "Shaft", "Godzilla" y "X-Men: Dark Phoenix" entre los fiascos del verano. Los analistas hablan de "fatiga de las franquicias" tras los recientes fracasos de varios éxitos.

Así como los aviones suelen acusar después de muchas horas de vuelo “fatiga de material” y deben ser rápidamente sustituidos para mantener la seguridad de la aerolínea, Hollywood ha acuñado la expresión “fatiga de la franquicia” para referirse a todas aquellas series de películas repletas de secuelas, cuando éstas empiezan a fracasar en la taquilla. Dicho de otra forma, cuando se le ha sacado tanto jugo a una misma historia que ya está reseca. Esto ha ocurrido en este verano boreal con películas como “Hombres de negro” en su última encarnación (“Men in Black: International”) y “Shaft”, a la que el público masivo les ha vuelto la espalda.

Según “Variety”, “Men in Black: International” lideró la taquilla el pasado fin de semana con u$s 30 millones, pero para la Sony Pictures no es exactamente una buena noticia ya que las tres partes anteriores abrieron, cada una, por encima de los 50 millones de dólares. Esta última secuela, sin Tommy Lee Jones ni Will Smith y protagonizada por Tessa Thompson y Chris Hemsworth, puede haber “mejorado” el cupo femenino pero, desde el punto de vista de la atracción al público, ha sido fatal.

Pero esta película no fue el único fiasco de la temporada. Warner y New Line lanzaron una nueva versión de “Shaft” con Samuel L. Jackson, que recaudó apenas u$s 8,3 millones. Esto es menos de la mitad de lo que los analistas de box office predijeron. En comparación, la versión 2000 de “Shaft” abrió con u$s21,7 millones. La nueva versión reúne tres generaciones distintas de los intérpretes de Shaft: Jackson, Jessie Usher y and Richard Roundtree, que actuó en la versión original de 1971. Secuelas de otras franquicias como “X-Men: Dark Phoenix” y “Godzilla: King of the Monsters”, fracasaron miserablemente tanto en la crítica como en el público.

Sin embargo, no sólo las franquicias de los megaéxitos de Hollywood sienten el frío del público. Ni siquiera las críticas más entusiastas salvaron del naufragio “Late Night” de Amazon, una comedia de Mindy Kaling. La película, coprotagonizada por Kaling y Emma Thompson, terminó en noveno lugar de la taquilla con u$s5,1 millones. La historia de esta película gira en torno a un animador de TV que intenta los métodos más exóticos para salvar del naufragio a su reality show. Exhibida por primera vez en el festival de Sundance, Amazon logró venderla por u$s14 millones de derechos de distribución (una de las mayores ventas del festival) para encontrar ahora esta recepción.

Previsible fue la suerte que corrió en su estreno norteamericano “The Dead Don’t Die” (“Los muertos no mueren”), la película de zombies de Jim Jarmusch que tanto dio que hablar antes de su participación en el último festival de Cannes (donde fue film de apertura fuera de concurso). Y después también, al recoger las peores críticas que haya tenido nunca el prestigioso director de “Stranger Than Paradise”, “Down by law” y “Broken flowers”. Protagonizada por Adam Driver, Billy Murray, Selena Gomez y Chloé Sevigny, la película abrió en el puesto 12 con u$s2,35 millones. Lo cual, para las cifras de Jarmush, no está nada mal ya que fue la mejor recaudación histórica que tuvo el cineasta de culto, pese a que la crítica se tirara de los cabellos ante un film de zombies tradicional, sin ninguna vuelta de tuerca “de autor”.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Temas

Dejá tu comentario