Edición Impresa

Hollywood volvió adecir “Que viva México”

• GUILLERMO DEL TORO SE SUMÓ A LOS DIRECTORES DE ESE PAÍS QUE GANARON LOS PRINCIPALES OSCAR
“La forma del agua” se llevó el premio a la Mejor Película y el cineasta al Mejor Director. La película chilena “Una mujer fantástica”, con la actriz transexual Daniela Vega, obtuvo la estatuilla a Mejor Film en Lengua No Inglesa. Frances McDormand y Gary Oldman fueron los mejores intérpretes.

Mariachis y tequila por todo Los Angeles y el mero México. Por cuarta vez en cinco años, el Oscar a Mejor Director va para un realizador mexicano. Antes fueron Alfonso Cuaron ("Gravity", 2014) y Alejandro González Iñárritu ("Birdman", 2015, y "El renacido", 2016). Y por segunda vez, después de "Birdman", una película dirigida por un mexicano se consagra como la mejor del año. Así quedarán en la historia Guillermo del Toro y "La forma del agua". El film ganó 4 Oscars, a Mejor Film, Director, Música (parisiense Alexandre Desplat, que ya tenía uno) y Diseño de Producción. "Dunkerke", 3: Montaje, Edición de Sonido y Mezcla de Sonido. "Tres anuncios por un crimen", 2: Actor de Reparto, Sam Rockwell, y Mejor Actriz, Frances McDormand, que hizo parar de sus asientos a las demás candidatas para compartir los aplausos. "Las horas más oscuras", 2 que van juntos: Maquillaje y Actor, Gary Oldman. "Coco", 2: Mejor Film de Animación y Mejor Canción. "Blade Runner 2049", también 2: Efectos Visuales y Director de Fotografía, Roger Deakins, que con ésta ya llevaba 13 nominaciones.

Otros premios fueron para "El hilo fantasma" (Vestuario), "¡Huye!" (Guión Original), "Llámame por tu nombre" (Adaptación), "Yo soy Tonya" (Actriz de Reparto, Allison Janney), "Icarus" (Documental), y "Una mujer fantástica" (Film Extranjero). Con éste, Chile ya tiene 2 Oscar (el anterior fue para el excepcional corto de animación "Historia de un oso") y en cualquier momento nos alcanza.

Hubo pocos momentos emotivos. La sala entera se puso de pie solo en tres ocasiones: cuando apareció Eva Maríe Saint, la recordada protagonista de "Intriga internacional" de Alfred Hitchcock, y dijo que es más vieja que el Oscar (en efecto, tiene 94 y la estatuilla recién cumplió 90); cuando el maestro James Ivory subió a recoger su Oscar por Adaptación (próximo a cumplir los 90, es el ganador más viejo en la historia de la Academia), y cuando Warren Beatty y Faye Dunaway reincidieron sobre el escenario, decididos a hacer bien las cosas. Después del papelón del año pasado, había que tener coraje.

Aplausos firmes para Rita Moreno (87, y fresca como una lechuga), el ídolo deportivo Kobe Bryant, y el dibujante Glen Keane, ganadores del Oscar al Mejor Corto Animado por "Dear Basketball", y un sinfín interminable de cantantes. ¿O ya debemos decir cantantes y cantantas? A propósito, no hubo tantos discursos reivindicativos. Solo dos curiosidades: en el In Memoriam apareció el músico bonaerense Luis Bacalov, pero se olvidaron de Federico Luppi, el Rey de "El laberinto del fauno". Y en los videos evocativos apareció en dos ocasiones la misma imagen de Harold Russell en "Lo mejor de nuestra vida". Ahora no lo recuerdan pero Russell, auténtico lisiado de guerra, fue famoso por ganarse un Oscar como Actor de Reparto, en 1946, y por venderlo en 1992 para atender a su esposa enferma. La Academia prohíbe vender la estatuilla, pero la mujer era más importante.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario

Lo que se lee ahora