Edición Impresa

Hotelería sustentable, una tendencia que crece

• Sustentabilidad
Los hoteles suman prácticas responsables que van más allá del uso eficiente de la energía. Se lanzó un manual de RSE argentino para la industria. Acciones a favor de la comunidad y el medio ambiente.

La hotelería es una de las industrias que se muestra cada vez más involucrada en la adopción de políticas sustentables. Más allá de seguir tendencias globales, los establecimientos están respondiendo a las demandas de los huéspedes. Según la última encuesta del Global Sustainable Tourism Council, el 90% de los viajeros se inclina por hoteles sostenibles y el 34% está dispuesto a pagar por alojarse este tipo de establecimientos.

En líneas generales, los hoteles adoptan una serie de medidas para conservar su entorno, potenciar a las comunidades locales, lograr la eficiencia energética y el cuidado del medio ambiente. Entre las acciones que suelen implementarse están: reducir el impacto en el ambiente a través de la adopción de materiales especiales de construcción y mediante una gestión responsable de residuos. Usar materiales orgánicos tanto para la gastronomía como en productos de limpieza biodegradables. Respetar la cultura de la zona y maximizar los beneficios económicos y sociales de la comunidad a través de la incorporación como proveedores de los comercios locales y la contratación de personal de lugar. Por último, reducir al máximo el consumo energético, con el uso de iluminación led y con electrodomésticos eficientes.

Para unificar criterios en la industria local, la Asociación de Hoteles de Turismo de la República Argentina (AHT) lanzó el año pasado el manual de RSE para la hotelería. El dossier propone realizar un autodiagnóstico del establecimiento en materia de sustentabilidad con énfasis en los colaboradores, huéspedes, proveedores y la comunidad.

"Se pretende una profunda sensibilización y valiosas contribuciones en torno al poder transformador del turismo sostenible en el desarrollo de las sociedades", sostiene el manual en su introducción y advierte que se debe pensar la RSE como un proceso de implementación de acciones en el marco de una estrategia y evitar así el desarrollo de acciones aisladas.

Más allá del manual, las cadenas internacionales también cuentan con protocolos de sustentabilidad que aplican en los países donde tienen operaciones. AccorHotels cuenta con su Programa de Desarrollo Sostenible "Planet 21 - Acting here" mediante el cual lleva adelante acciones relacionadas con el consumo de energía, reforestación y alimentación sostenible. También lideran el programa "Soap for Hope", una iniciativa que busca ayudar a las poblaciones vulnerables para prevenir enfermedades causadas por la falta de higiene. Mediante esta acción, los hoteles donan kilos de residuos de jabones que dejan los huéspedes a la Fundación Manos en Acción, quien se encarga de reciclarlos y luego distribuirlos en las comunidades donde colaboran. Se estima que por mes se distribuyen más de 2.500 jabones en la zona norte de GBA. "El programa busca trabajar a nivel mundial por un nuevo concepto de la hotelería sostenible", aseguró Antonietta Varlese, VP de Comunicación de la cadena. También adelantó que siguiendo la tendencia del momento están sacando todos los sorbetes de los hoteles entre otras iniciativas para suprimir los plásticos. "Como una empresa que recibe millones de huéspedes nuestra responsabilidad es colaborar con el cambio y generar una concientización mayor", acotó.

Otra opción de hotel que trabaja la sustentabilidad desde otra perspectiva es la Posada Puerto Bemberg ubicada en Puerto Libertad, a kilómetros de las Cataratas del Iguazú. Se trata de un hospedaje de los años 40 junto al río Paraná con una fuerte apuesta a la biodiversidad y a la historia de la región que une las culturas de Argentina, Paraguay y Brasil. La posada que está dentro de una reserva natural cuenta con la certificación Rainforest Alliance por impulsar la preservación del ecosistema ya que realiza trabajos de reforestación con los huéspedes. El establecimiento está pensado para un turista que busca involucrarse con su entorno y realizar una estadía diferente. "Hay mucho más conciencia por parte de los empresarios y más demanda de huéspedes para que los hoteles realicen prácticas sostenibles", refuerza Juan Manuel Zorraquín consultor del emprendimiento. Sobre la sostenibilidad en la hotelería, evalúa que el país sigue las tendencias globales pero de una manera dispar. "No hay un diferencial entre una empresa que es sostenible y otra que no. Hay certificaciones que avalan lo realizado, pero no hay incentivos para conseguirlas", concluyó con cierto pesar.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario