Edición Impresa

Hubo 144.000 arrestos en la frontera sólo en mayo (un 32% más que en abril)

Washington - Estados Unidos detuvo más de 144.000 migrantes en su frontera con México en mayo, un 32% más que en abril, principalmente centroamericanos buscando asilo, informaron ayer autoridades estadounidenses.

Funcionarios de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP en inglés) dijeron que la mayoría de los migrantes eran familias de Guatemala, Honduras y El Salvador. Del total de detenidos, 57.718 son niños.

El número total de migrantes detenidos en el último mes fue casi el triple de hace un año, un aumento que provocó una profunda crisis en las relaciones de Estados Unidos con México.

“Estamos en una emergencia absoluta. El sistema está roto”, dijo el comisionado interino de la CBP, John Sanders.

El funcionario indicó que no ha habido respiro en los puntos de cruce limítrofes en los primeros días de junio, y que la Patrulla Fronteriza tiene actualmente casi 19.000 migrantes bajo custodia.

Los funcionarios de la CBP dijeron que el ritmo de llegada de inmigrantes indocumentados, que asciende a 677.000 desde octubre, cuando se inició el actual año fiscal, es el más alto desde 2006. Entonces, los migrantes eran principalmente hombres solteros provenientes de México, mientras que ahora son en su mayoría familias oriundas de América Central.

Sanders dijo que los migrantes están llegando más en grupos grandes que solos, incluido un solo grupo de 1.036 personas detenido en El Paso, Texas, el 29 de mayo, un día antes de que Trump anunciara su decisión de imponer aranceles a México (ver nota aparte).

Los funcionarios añadieron que gente de otras partes del mundo se suman a las caravanas y que 117 personas de África subsahariana, entre ellos de Angola y de Camerún, fueron detenidos en Del Rio, Texas, la semana pasada, indicaron.

Agencia AFP

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario