Deportes

Huracán no levanta cabeza y trasladó su mal momento a la Copa Libertadores

El conjunto de Parque Patricios cayó en su debut por 1-0 con Cruzeiro. A los cinco partidos sin triunfos en la Superliga se le sumó esta derrota en el inicio del torneo internacional.

Huracán no pudo en su debut en la Copa Libertadores con Cruzeiro, de Belo Horizonte, que lo derrotó por 1 a 0 en Parque de los Patricios, en el partido inaugural del Grupo B de la Copa Libertadores, en un partido signado por fuertes lluvias durante todo su desarrollo y perjudicaron al conjunto local, especialmente en el primer tiempo.

Es que si bien el terreno de juego estaba en muy malas condiciones para los dos, algo que se fue agravando con el transcurrir de los minutos y la persistencia de la lluvia, al arquero del "Globo", el paraguayo Antony Silva, le tocó atajar durante el primer tiempo en el área que estaba en peores condiciones, y fue en ese lapso, exactamente a la media hora del período inicial, que llegó el gol de Rodriguinho.

Pero no solamente tenía problemas para defender la última línea local, sino que a la hora de atacar los brasileños liberaban parte del sector derecho de su defensa, que era el más anegado de la cancha y por el que a los futbolistas locales les costaba mucho hacer circular el balón. Esa fue la primera muestra de inteligencia de los visitantes a la hora de plantear el partido.

Ya en la segunda mitad Huracán fue más decidido a buscar el empate, con mayores recursos ofensivos, aprovechando que Cruzeiro retrotrajo sus filas y se dedicó a sacar alguna contra aprovechando la velocidad que tomaba el balón ante ese campo de juego anegado en varios sectores.

Los brasileños se hicieron fuertes en el juego aéreo y por esa vía a los de Parque de los Patricios se les hizo imposible acceder a alguna posibilidad real de gol, como por ejemplo uno convertido por Andrés Chávez bien anulado por el árbitro peruano Diego Haro.

La astucia del entrenador Mano Menezes (dirigió al seleccionado de Brasil) fue determinante en el segundo tiempo, ya que volvió a liberar el sector derecho defensivo, que estaba en mejores condiciones que el del otro lado, para que su equipo le tapara los espacios a todos los lanzadores de Huracán, dejando solamente a Omar Alderete libre para lanzar centros, sabiendo que el lateral izquierdo en realidad es marcador central y ese ítem no es una de sus fortalezas.

Alderete recién pareció darse acabadamente cuenta de esa situación cuando apenas quedaba un minuto en el reloj y vio que lo dejaban avanzar hasta tres cuartos de campo rival, por lo que se animó a rematar de larga distancia y el disparo pasó muy cerca del poste izquierdo del arco defendido por el muy solvente Fábio.

Embed

Fue la última oportunidad para los dueños de casa, que se quedaron con las manos vacías en el debut de Antonio Mohamed como técnico de Huracán en una competencia internacional, ya que nunca tuvo en sus cuatro ciclos anteriores la posibilidad de hacerlo.

Por contrapartida Cruzeiro, que tuvo a los argentinos ex Vélez Sarsfield Lucas Romero (titular) y Ariel Cabral (lo reemplazó en el segundo tiempo), se apoyó en su oficio copero y en la capacidad de su técnico, para sumar tres puntos claves en este grupo que completan Emelec, de Ecuador, que dirige Mariano Soso, y Deportivo Lara, de Venezuela.

Huracán sumó así su sexto partido consecutivo sin ganar, ya que llevaba seis al hilo sin sumar de a tres puntos en la Superliga, contrastando este ciclo negativo con el anterior, mucho más auspicioso, que lideraba Gustavo Alfaro, aunque salvo el arquero Marcos Díaz, los nombres siguen siendo los mismos.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario