Espectáculos

Idea original, pero resultado mediano

Resulta original esta comedia uruguaya hecha con la Argentina, que aportó a Martín Piroyansky, Nicolás Furtado y Daniel Aráoz, y Brasil, que nos brindó el gusto de conocer a la riograndense Carolina Mánica. Ella encarna a la porno star en retirada Ashley Cummings, una mujer más culta e inteligente de lo que su productor piensa. Y por ella pierde la cabeza un joven cortometrajista que está a punto de hacer su primer largo y casarse con la hija del banquero que pone la plata, ambas cosas al mismo tiempo.

También al mismo tiempo él puede hacer una obra artística, “Pornostein”, inspirada en “La novia de Frankenstein”, y puede meter la pata hasta el cuadril, pero no otra cosa, al menos en una primera instancia pública. Para entender eso la historia alterna dos épocas: la principal, ambientada en los ’80 de los videoclubes, las videocámaras y la vieja Montevideo, y otra, ambientada en la actualidad, donde un uruguayo busca a un viejo cura en un asilo italiano, único testigo (y algo más) de la historia completa. Como dijimos, esto es bastante original.

El problema es que, así como al comienzo el joven pretende hacer una porno sin porno, el director Carlos Ameglio terminó haciendo una comedia sin suficiente alcance para comedia. Pero se pasa el rato, y el elenco es irreprochable. Para completar la lista: por Uruguay actúan Nuria Flo (la noviecita que se despabila), Roberto Suárez, Gorge, con g, Bazzano, Teresita Casella y otros característicos, entre ellos un enfermero negro y fornido que aparece cuando las papas queman.

  • S.

“Porno para principiantes” (Uruguay-Argentina-Brasil, 2018). Dir.: C. Ameglio. Int.: M. Piroyansky, N. Furtado, C. Mánica.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario